Argentina presentó la primera vacuna aviar desarrollada 100% en el país

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, junto con el presidente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Amadeo Nicora, autoridades del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) y de Laboratorios INMUNER S.A. presentaron la primera vacuna biológica desarrollada en el país contra la enfermedad Infecciosa de la Bursa (IBD), conocida como enfermedad de Gumboro.

170907182835-690x458

El ministro Buryaile destacó “las políticas de Estado que permite que la interacción pública- privada generen productos de los que todos estamos orgullosos” durante la presentación del avance científico- tecnológico logrado con especialistas de nuestro país, que se vio materializado en la primera vacuna aviar desarrollada 100% en Argentina.

Asimismo Buryaile felicitó “a todo el equipo del INTA, del laboratorio, y de los Ministerios de Agroindustria y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que hacen posible que el desarrollo científico nos ponga en un pedestal de crecimiento de la producción y la tecnología argentina.”

Este trascendente progreso para resguardar a la actividad frente a una enfermedad endémica en el país, permitirá comercializar localmente dosis para una producción nacional de más de 725 millones de aves al año con destino a faena y sustituir importaciones.

En tanto, el presidente del INTA, Amadeo Nicora, agradeció al equipo y señaló “la misión de nuestra institución es la de trabajar con los conocimientos que se transforman en innovación en los territorios para apuntalar el desarrollo de nuestro país” en la presentación de la que también participó Raúl Novella, presidente de laboratorios INMUNER y Jorge Raúl Robbio, subsecretario de Estudios y Prospectiva del MINCyT.

La alianza estratégica público-privada entre el INTA y Laboratorios INMUNER S.A., una PyME de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, permitió el desarrollo de esta vacuna que induce inmunidad en pollos para la prevención de la infección del virus altamente contagioso e inmunosupresor en pollos jóvenes.

El primer lote control de 500 mil vacunas aprobadas por el Senasa, que se presenta en ampollas de 2000 y 4000 dosis y que se entregan congeladas en termos con nitrógeno líquido, será comercializado por Laboratorios Inmuner y representará el cobro de regalías para el INTA.

La empresa proyecta en este mercado competitivo ventas por 10 millones de dosis a futuro, ya que todas las aves de la industria actualmente se vacunan contra esta enfermedad.

Con 35 empleados y 40 años de experiencia en el mercado, Laboratorios Inmuner se dedica al desarrollo y producción de biológicos elaborados con distintas cepas y combinaciones de antígenos, destinados a la prevención de las principales enfermedades aviarias.

170907182837-690x460

Detalles del desarrollo
La vacuna R-VAC INMUNER IBD es un desarrollo que iniciaron investigadores del Instituto de Biotecnología (IB) del INTA Castelar hace 20 años, para en 2012 y en articulación con Inmuner, comenzar a trabajar en la obtención del producto.

Esta vacuna vectorizada por virus canarypox, cuyo vector recombinante fue desarrollado en la plataforma biotecnológica de última generación del INTA, carece de replicación viral en pollos, elimina la posibilidad de diseminación del vector en los animales vacunados, la dispersión por contacto hacia otros animales y hacia el ambiente en general.

Este avance del sistema científico y tecnológico argentino aporta protección luego de la aplicación de una única dosis al día de edad de las aves, a través de prácticas de inmunización masiva que se utilizan en la industria avícola.

Además, al ser vectorizada por virus canarypox, evita la atrofia de la bolsa de Fabricio que causan las inmunizaciones convencionales basadas en cepas vivas de virus de la enfermedad infecciosa de la bursa (IBDV). Este aspecto constituye un verdadero logro científico frente a este problema relevante en pollos de engorde y ponedoras.

Entre otras características, la inmunidad materna en pollitos BB de engorde no interfiere con la eficacia de la vacuna vectorizada por canarypox, el cual induce una muy baja respuesta inmune anti-vector.