Axel Kicillof dijo que pagará los US$250 millones con fondos propios por no llegar a un acuerdo con los acreedores

EL gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunció hoy en una conferencia de prensa que el 50% de los acreedores aceptaron la oferta de su administración para diferir el pago del bono BP21. Sin embargo, por no llegar al piso del 75%, anunció que pagará con fondos propios el vencimiento de los US$250 millones.

3188982w1033

Luego, apuntó contra uno de los fondos y adelantó que comenzarán una reestructuración de la deuda bonaerense, en sintonía con la que lleva adelante el gobierno de Alberto Fernández.

“Hoy tenemos manifestaciones de que la adhesión supera el 50%. Quiero hablar en particular de una situación que es pública. Hubo un fondo de inversión, un acreedor, que dice tener el 25% o más. Es decir, tienen la capacidad de bloquear”, explicó el gobernador que estuvo acompañado por el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense.

Kicillof agregó: “Necesitamos adhesión del 75%, si uno tiene el 25%, todo depende de la charla con este grupo. Todos los bonistas miran qué hace ese grupo. Esto se llama posición bloqueadora y lo tiene un fondo de inversión que no tuvo la actitud de diálogo y pretendió negociar de otra manera”.

“Hasta último momento estuvimos negociando. Incluso todo el fin de semana esperando. Salió la comunicación del comité dando su apoyo y fue una buena noticia, pero esperábamos que esto empujara a colaborar al fondo que tiene la posición de bloqueo, la llave, para que esto saliera bien o saliera mal. Extendimos el plazo que vence mañana. Esperamos hasta último minuto. El 26 sabíamos que no había una situación de colaboración, que no había buena predisposición, sino una enorme intransigencia. “, dijo el mandatario.

Kicillof afirmó hoy que la provincia afrontará con “financiamiento doméstico” los próximos vencimientos de deuda, que son el pago de intereses por US$ 27 millones y de capital por US$ 250 millones, para luego “convocar a un diálogo constructivo para lo que resta de vencimientos”.

“Pensando en eso, con la deuda que han dejado, las soluciones tienen que ser las mejores posibles. Hemos resuelto usar los recursos que hemos recaudado los últimos días para afrontar el vencimiento con recursos propios de la provincia, sin asistencia del gobierno nacional”, detalló.

Al referirse a la reestructuración Kicillof sostuvo: “En el día de hoy iniciamos el proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera de la provincia de Buenos Aires. En los próximos días se va a dar a conocer un cronograma con los siguientes pasos a seguir, que va a ir con el cronograma nacional. Damos por iniciada la reestructuración”.

Una negociación que no prosperó

Más temprano, el gobierno de la provincia de Buenos Aires había vuelto a prorrogar, para las 12 de hoy, el plazo para conseguir el 75% de adhesión a la propuesta de postergar el pago del bono BP21 (US$250 millones) para el 1º de mayo.

“La provincia de Buenos Aires anuncia a los tenedores de sus bonos USD 750M 10.875% con vencimiento en 2021 que se extiende el plazo hasta las doce del mediodía (horario de la Argentina) del martes 4 de febrero para otorgar su consentimiento a diferir el vencimiento del pago de capital desde el 26/01 hasta el 1/5 de 2020″, anunció esta mañana el Ministerio de Hacienda bonaerense.

“La provincia de Buenos Aires, en virtud de la adhesión de un gran número de bonistas y de intercambios mantenidos con fondos institucionales que aún no han prestado su consentimiento, pero mostraron buena voluntad y entendimiento por la situación provincial, modificó la propuesta e incluyó en esta instancia el pago del 30% del vencimiento de capital involucrado cuya postergación se busca obtener”, agregó.

Ayer, Kicillof se mostró cauteloso. “Ya hubo una aceptación de una cantidad importante [de bonistas], pero además en volumen, porque la propiedad de estos bonos está muy atomizada. Aproximadamente, entendemos que 200 bonistas o fondos aceptaron la propuesta, pero hoy [por ayer] se consiguió el apoyo del grupo más importante de bonistas organizados, aunque todavía quedan algunos fondos que tienen posiciones complicadas”, señaló el gobernador a El Destape.

Agregó que “para alcanzar la mayoría del 75%, que es muy exigente, en particular hay un fondo que no está de momento mostrando el mismo grado de adhesión”. Se trataría del fondo Fidelity, que tendría un 16,43% de las tenencias del bono