Camino al #8M: detalles y reclamos de una jornada de lucha feminista que promete ser histórica

Asambleas con térmicas que superaron los 40 grados; exposiciones y debates de representantes de unas 80 organizaciones feministas; división en distintas comisiones para la organización de la marcha a Plaza de Mayo.

paro-nacional-de-mujeres-700x394

Así preparan cientos (o miles) de activistas feministas la jornada de lucha del próximo viernes por el Día Internacional de la Mujer, que incluirá el tercer paro de mujeres trabajadoras y una marcha que promete ser multitudinaria.

En diálogo con  distintas organizadoras del #8M destacaron la importante convocatoria que tuvieron los cuatro encuentros preparatorios, pero también la diversidad de las asambleas que se replicaron en distintas provincias y barrios.

Quedó atrás un incidente con las “radfem” (feministas radicales), quienes volvieron a llevar a los encuentros sus postura biologicista para que la marcha del viernes sea sólo de mujeres, excluyendo a las identidades trans, travestis y no binarias.

La respuesta a este planteo fue contundente: las organizadoras leyeron en asamblea un documento contra lo que definieron como una mirada “transodiante”; destacaron la jornada de lucha del viernes como “antibiologicista, anticolonial y feminista”, y advirtieron que el #8M es un día de lucha para las distintas identidades, no sólo para las mujeres cis.

Aunque las asambleas generales culminaron el último viernes, las feministas siguen trabajando en las comisiones de Documento, Logística, Seguridad y Comunicación de cara a la marcha del viernes que irá desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo.

A pesar de que se estima que la lectura del documento final será entre las 18.30 y las 19, las organizaciones ya están convocando desde las 16.30 en las inmediaciones del Congreso.

No sorprende que en el primer Día Internacional de la Mujer pos debate por la legalización del aborto en el Congreso, uno de los principales reclamos que las feministas llevarán a la Plaza de Mayo será por el aborto legal, seguro y gratuito, y la aplicación real en todos los niveles educativos del Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI).

Con estos dos demandas como bandera, se estima que -al igual que en las dos vigilias por la votación en el Congreso- la Avenida de Mayo se transforme este viernes en una gran marea de pañuelos verdes.

Pero estas no serán las dos únicas demandas: también reclamarán por políticas activas y mayor presupuesto contra la violencia de género ante un panorama de “emergencia” por la gran cantidad de femicidios y travesticidios registrados en los dos primeros meses del año.

Según la organización Mujeres de la Matria Latinoamerica (MuMaLá), en enero y febrero de este año ya hubo 45 femicidios y todavía hay otros 12 en proceso de investigación. En total hubo asesinatos a 40 mujeres; dos niñas por femicidios vinculados y tres trans- travesticidios.

D0qyeKgXcAAGZ1X

Pero el viernes, además de la movilización, se realizará el tercer Paro Internacional de Mujeres Trabajadores, por lo tanto, entre los reclamos también habrá consignas económicas y políticas contra el gobierno de Mauricio Macri.

Las feministas alertarán en el documento sobre cómo golpea la crisis económica actual y la precarización laboral a las mujeres, que representan el 66 por ciento de la masa de desocupados y ganan, en promedio, 27 por ciento menos que los varones.

En cuanto a la huelga, las organizadoras reclaman que las centrales sindicales respalden la convocatoria para que sirve de reaseguro a las mujeres que quieran adherir al paro.

Más allá de este llamado, saben que muchas trabajadoras -tanto del sector privado como el público- no pueden parar, por eso también convocan a que realicen distintas actividades en el contexto laboral como ruidazos, debates, cartelazos, y todo tipo de tareas que ayuden a la visibilización y concientización en un día de lucha.

En Argentina, el primer Paro Internacional de Mujeres se hizo en octubre de 2016, como una reacción ante la violación y asesinato de Lucía, la joven marplatense de 16 años, y la represión policial en el 31° Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario.

Como ocurrió en los últimos años, la marcha estará encabezada por víctimas de la violencia machista, como sobrevivientes de trata con fines de explotación sexual, travestis que sufrieron violencia institucional, familiares de víctimas de femicidios, y mujeres despedidas de sus trabajos, y también por las integrantes de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.