Carlos Tomada admite un aumento de la desocupación y dice sobre Ganancias: “Puede revisarse en algún momento

El ministro de Trabajo afirmó que el desempleo subió “0,3 por ciento” y lo cifró “entre el 6,5 y 7,5%”; planteó que cambiar el mínimo no imponible “por el momento es un tema cerrado”

carlos_tomada

Luego del enojo que provocaron en el Gobierno los recientes pronósticos de recesión para el país difundidos por Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Trabajo, Carlos Tomada,admitió que en la Argentina hubo leve un aumento de la desocupación en el último año.

El jefe de la cartera de Trabajo afirmó que el desempleo subió apenas 0,3 por ciento con respecto a 12 meses atrás y cifró la desocupación “entre el 6,5 y 7,5 por ciento”, en una entrevista concedida al periódico Miradas al Sur, editado hoy.

En el mismo reportaje, Tomada negó que por el momento se estudie cambiar el impuesto a las Ganancias, reclamo en el que coinciden todas las centrales obreras, afines a la Casa Rosada y opositoras, pero dejó la puerta abierta para más adelante: “Puede revisarse en algún momento”, expresó.

El funcionario dijo que la población laboral registrada en el país es de, a estadísticas de marzo pasado, aproximadamente 9.480.000 de personas. Y cuando fue consultado sobre el nivel de suspensiones, despidos y desempleo, respondió: “En los últimos años venimos transitando, y al día de hoy, niveles de desocupación que oscilan entre el 6,5 y el 7,5 por ciento. ¿Subió la desocupación? Sí, subió, 0,3 por ciento digamos, en un año”.

Tomada aseguró que “el nivel de despidos a agosto de este año fue inferior al nivel de despidos de agosto del 2012 y de agosto de 2013″ y defendió las políticas para promover la actividad laboral y el consumo lanzadas por el Gobierno.

El funcionario se subió a las recientes críticas que lanzaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, contra los organismos multilaterales que pidieron, el martes pasado, un “golpe de timón” en la economía nacional.

“Todas las proyecciones que hace el FMI las hace a partir de la implementación de las políticas que ellos recomiendan y sugieren, y me temo que por eso les dan mal, y les va a seguir dando mal”, señaló.

Al dar a conocer su panorama económico semestral (WEO, por su sigla en inglés), el FMI pronosticó una caída de 1,7% este año y otra de 1,5% para el próximo en la Argentina. El escenario de recesión se completa con la identificación de lo que se anticipa será una de las víctimas más evidentes: un aumento de casi dos puntos en el desempleo. Se pronostica que llegará a 8,8%, contra el 7,1 del año pasado. La mala tendencia se agudizará en 2015, según el diagnóstico del FMI.

“Por el momento es un tema que está cerrado, que puede revisarse en algún momento”, fue la frase del ministro Tomada cuando fue consultado sobre cambios en el impuesto a las Ganancias y la posibilidad de subir el mínimo no imponible.

El funcionario hizo referencias a las expectativas de la presidenta Cristina Kirchner y la necesidad de que el graven continúe vigente para, según dijo, financiar el plan Progresar, que beneficia a jóvenes estudiantes.

“La Presidenta ha hablado sobre las escalas [del mínimo no imponible], pero este no es el momento; hoy es un tiempo donde los recursos son absolutamente necesarios para sostener las políticas activas. Se trata de una cierta redistribución, y si queremos tener el Progresar necesitamos mantener el impuesto a las ganancias”, afirmó Tomada.

Pero también admitió: “¿Que esto no tiene por qué ser indefinido? Eso también es cierto. ¿Que hay algunas injusticias en el tema de las escalas? Puede ser algo revisable, pero hoy la prioridad es mantener el empleo”