Cervecería Quilmes realizó su primera Jornada de Negocios Pyme

La compañía a punta a fortalecer su cadena de valor, que está compuesta en su mayor parte por pequeñas y medianas empresas a lo largo del país

467407_landscape

 

Cervecería y Maltería Quilmes lanzó su primera Jornada de Negocios dirigida a Pymes locales. El evento tuvo lugar en la ciudad de Quilmes y fue organizado junto al Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.

La iniciativa se da en el marco del programa ReVuelta de Quilmes, que apunta a potenciar la cadena de valor de la compañía, de la cual las Pymes son una parte fundamental.

Desde Quilmes detallan que buscan ampliar la matriz de compra con un doble propósito: por un lado desarrollar las economías locales a través de la incorporación de proveedores regionales, emprendedores sociales y Pymes; y por otro, enriquecer la cadena de valor incorporando proveedores innovadores, dinámicos y flexibles.

“Queremos desarrollar las comunidades donde tenemos operación. Somos una economía federal porque tenemos cervecerías, centros de distribución y plantas de gaseosas en muchas ciudades del país”, señala Juan Mitjans, gerente de Asuntos Corporativos de la empresa.

En este sentido, el encuentro del jueves pasado en la ciudad de Quilmes fue el primero de una serie que se realizará de aquí a fin de año. En el cronograma están Jornadas de Negocios en Zárate, Tucumán, Corrientes, Córdoba, Tres Arroyos y Mendoza.

A la Jornada realizada en Quilmes asistieron más de 100 Pymes y emprendedores locales que –además de participar de charlas y conferencias brindadas por el Ministerio de Producción, el INTI y otras instituciones– acercaron propuestas de trabajo y servicios en distintos áreas.

467408

“Tenemos necesidades concretas que van desde rubros industriales, de mantenimiento, de catering, de informática o de servicios”, explica Mitjans, quien también destaca la importancia de la colaboración con el programa Ecosistema Pyme del Gobierno y las uniones industriales locales a la hora de ampliar su base de proveedores.


La efectividad del programa ReVuelta de Quilmes queda en evidencia por los resultados que tuvo en 2017, su primer año de funcionamiento: en este período la compañía logró incorporar 1080 proveedores nuevos.

Para la nueva etapa del programa, Quilmes anunció una ampliación en la flexibilización de la condición de pagos, lo que permitirá que la cadena de valor de la compañía pueda cobrar con mayor rapidez y así, agilizar y hacer crecer sus negocios.

A partir de ahora, los plazos se acortan a 30 días para los proveedores que facturen hasta u$s15.000 y de 60 días para los que facturen de u$s15.000 a u$s30.000.

Este cambio impactará en el 60% de los proveedores que la empresa tiene a lo largo del país.

Juan Mitjans subraya que “Quilmes nació como una Pyme también, hace 128 años” y que ese es uno de los fundamentos que llevan a la empresa a plantearse un objetivo relevante en relación a su cadena de valor, de cara a 2025: “Que el 100% de nuestros pequeños proveedores directos estén conectados, empoderados y capacitados”.

En esta línea, la cervecera está llevando adelante una iniciativa piloto que tomará este año a diez de sus proveedores para capacitarlos en políticas de compliance, medición de impacto económico, ambiental y social, además de apertura a nuevos negocios.

“Cuando se pasa de relaciones comerciales proveedor-cliente a sociedades estratégicas son los momentos donde la cadena de valor se fortalece y consolida”, agrega Javier Ibañez, presidente del INTI, quien también estuvo presente en Quilmes.

A la jerarquización de la cadena de valor existente y su expansión en distintas regiones, se suma el apoyo a la innovación que Quilmes realiza mediante Eklos, su aceleradora de startups.

La aceleradora viene trabajando hace más de un año en la promoción de ideas relacionadas con el negocio de Quilmes y también estuvo presente en la Jornada.

“Estas jornadas se enmarcan dentro de nuestra plataforma de Sustentabilidad 100+ por la cual nos planteamos diferentes objetivos a 2025 y pensamos nuestro negocio de aquí a 100 años”, indica Mitjans.

Sustentabilidad 100+ abaca no sólo la cadena de valor, sino también la preocupación por el medioambiente y la acción de manera concreta con planes en agricultura sustentable, packaging circular, calidad del agua en las comunidades y energías renovables.