Denuncian en Pergamino una ola de inseguridad rural

El coordinador de la Federación Agraria, Jorge Solmi, responsabilizó a la comuna local por no usar los fondos que le llegan desde la Provincia para mejorar la seguridad rural”. 

descarga

Una “ola de inseguridad” afecta al sector agropecuario del distrito bonaerense de Pergamino, en el noroeste de la provincia, según denunció el coordinador de la Federación Agraria, Jorge Solmi.

El dirigente responsabilizó a la comuna local por no usar los fondos que le llegan desde la Provincia para mejorar la seguridad rural”.

En las últimas horas, Lorena Gennero, que es propietaria de un campo en Pergamino, denunció que sufrió el séptimo robo en el año.

La productora reconoció, sin embargo, el trabajo y el equipo humano que existe en la Patrulla Rural, “que trabajan sin descanso, pero resulta insuficiente no por su propia voluntad sino por el abandono del estado en todos sus estamentos.

Trabajan en condiciones deplorables, con falta de recursos, poniendo en riesgo sus propias vidas”.

robo-en-cinco-campos-de-vicente-casares_532

En Bahía Blanca la policía evitó anteanoche un robo de ganado en un campo sobre la ruta 51, a pocos kilómetros de la ciudad. Los ladrones fueron sorprendidos por la policía de Villa Harding Green, pero lograron huir a pie aprovechando la oscuridad.

No obstante, la policía secuestró un Ford Farlaine verde, en cuyo baúl había cortes de carne de dos vacas que habían sido robadas y carneadas en un campo de Pedro Luis Catini, en el paraje conocido como Los Mirasoles.

En Coronel Rosales, localidad cercana a la ciudad de Punta Alta, en el kilómetro 665 de la ruta nacional número 3 de Coronel Rosales, dos ocupantes de un auto dispararon contra los efectivos, chocaron contra un alambrado. Uno de los delincuentes logró escapar, pero el otro fue detenido e identificado como Pedro Telmo Luciano Jiménez, de 24 años.

En Lincoln, la DDI de Junín detuvo anteanoche a hombres acusados de ser los autores de un asalto que incluyó una feroz golpiza a un ganadero y su esposa. El hecho ocurrió el 22 de junio a la noche, en una vivienda ubicada en Cuartel IV de la localidad de Lincoln, en donde los asaltantes ingresaron a la finca, ataron con cables de pies y manos a Andrés Jaramillo, de 64 años, y a su esposa, Catalina Zotti, de 53, y los golpearon brutalmente.