Efecto Bolsonaro: el real repuntará un 10% según un especialista

El efecto de Bolsonaro en Brasil acaba de empezar, según Monty Guild, gestor de fondos que acertó con su pronóstico de un rally bursátil y del real en Brasil hace dos años.

BC-votantes-en-brasil-sopesan-riesgos-a-la-economia-y-la-democracia-tU

 

El contundente resultado del candidato presidencial de extrema derecha, Jair Bolsonaro, en la primera ronda casi asegura su victoria en la segunda vuelta del 28 de octubre, dijo Guild, de 76 años, que ha estado invirtiendo a nivel internacional durante cinco décadas. Este gestor espera que el real brasileño se aprecie al menos un 10 por ciento a 3,4 por dólar en los próximos meses ya que los inversores celebrarán el plan fiscal elaborado por el probable ministro de finanzas, Paulo Guedes, quien tiene un doctorado en economía de la Universidad de Chicago. “No sabemos el éxito que tendrá con sus políticas económicas, pero fomentará más optimismo, un mayor sentido de seguridad para el público, menos delincuencia y una perspectiva más favorable para los negocios”, dijo Guild, fundador y principal inversor de Guild Investment Management, desde Los Ángeles.

El nerviosismo de los inversores brasileños, medido por la volatilidad implícita de un mes del real, registró la mayor caída en cuatro años después de que Bolsonaro superase las expectativas al derrotar al candidato del Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, por 17 puntos porcentuales en su primera ronda. Las probabilidades de que gane en la segunda vuelta aumentaron al 75 por ciento, según Christopher Garman, director gerente para las Américas de la consultora política Eurasia Group en Nueva York. Guild predijo un repunte de la bolsa y la moneda brasileñas en marzo de 2016, diciendo que una investigación de corrupción masiva allanaría el terreno para una recuperación. La predicción de dos años, que iba en contra del consenso en aquel momento, resultó ser un buen consejo. El real ganó casi un 9 por ciento en los 24 meses posteriores a su pronóstico y el Ibovespa se apreció un 84 por ciento en dólares. El inversor dice ahora que el real representa la única exposición de su fondo a los mercados emergentes durante un año traumático para esta clase de activos. Gran parte de los US$180 millones que la firma gestiona han estado parados en efectivo en medio de la reciente volatilidad, señaló.