El Campo – Producción y Sustentabilidad

Ricardo Hara Presidente de Ishihara y ex titular de ACTA

 La situación sería como un vaso medio lleno, ya que hay mucha tarea realizada, pero es cierto que aun hay que comunicar mejor, sobre todo en los núcleos urbanos, sobre los riesgos reales de la producción agropecuaria y, también, sobre la realidad de la producción. Está claro que la adopción masiva de buenas prácticas agrícolas será la llave de una agricultura competitiva y sustentable.

Martín Fraguío Director ejecutivo de Maizar

 La Argentina está en un proceso de mejora muy grande de su sustentabilidad. Hay un estadío avanzado de conocimiento sobre lo que necesitan los ecosistemas agrícolas, ganaderos y naturales para mejorar en este aspecto , pero falta que las zonas urbanas comprendan los niveles de sostenibilidad del agro nacional.

Pedro Rugeroni Director Comercial de Syngenta para Argentina y Uruguay

 La Argentina está entre los países con más conciencia sustentable. Es cierto que todavía hay trabajo por hacer, pero se está en el camino de alcanzar un nivel de sustentabilidad óptimo y eso tiene mucho que ver con la forma en la que se trabaja con los distintos cultivos, con la mira en alejarnos del riesgo de ser un país puramente sojero.

Es necesario el trabajo conjunto de toda la industria para profundizar la interacción público-privada. Así, las empresas miembros de Casafe estamos trabajando con el Ministerio de Agricultura a nivel nacional y con los gobiernos provinciales. Con todos ellos podemos tener un futuro fantástico en la generación de información.

Pablo Ilarregui Titular de la Fundación Producir Conservando

Hay mucha información científica y trabajos de campo que demuestran que la Argentina ha mejorado sus parámetros de sustentabilidad, asociado al uso del agua, la calidad de las prácticas agrícolas y la calidad de los productos que se usan en el campo. Pero aun falta seguir incorporando hectáreas de cereales de invierno, más superficie de aporte de rastrojo y reponer los nutrientes que se exportan en cada ciclo.

Están dadas las condiciones para que la Argentina continúe creciendo en su producción y, sin incorporar más hectáreas, se puede crecer hasta las 120 a 130 millones de toneladas de granos. Pero faltan políticas que impulsen y recompensen la adopción de tecnología y la diversificación con maíz y cereales de invierno, para sumar más estabilidad al sistema y poder producir 40-50 millones más de toneladas de esos granos.

(*) Ilarregui es también líder del negocio de girasol de Dow en la Argentina.