El oficialismo espera al martes 18 para avanzar en expulsión de De Vido

Por temor a no conseguir quórum Cambiemos negocia con el massismo los votos necesarios.

Hy1W2JPEb_930x525

Esperando sumar más voluntades, sobre todo al massismo, y ante el riesgo de no juntar quórum ya que hay ausencias y baja actividad en Diputados, el oficialismo de Cambiemos se resignó a postergar el “expediente De Vido” para la semana que viene. Recién el martes 18 se reuniría la comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el macrista Pablo Tonelli, para considerar los tres proyectos de expulsión por “inhabilidad moral” del ex todopoderoso ministro de Néstor y Cristina Kirchner, y una cuarta iniciativa que se sumó del aliado massista Julio Raffo, que propone iniciar el desafuero pero en términos del artículo 70 de la Constitución Nacional, de suspensión para ponerlo a disposición de la Justicia.

La fecha del 18 surgió como opción en un cónclave de los socios de Cambiemos en la tarde de ayer, que juntó a Tonelli y al jefe del bloque de Pro, Nicolás Massot, con el cívico Fernando Sánchez y el radical Miguel Bazze. Hubo análisis de la estrategia a seguir para lograr “la expulsión” de De Vido de la Cámara, y concluyeron que esta semana no llegarían a juntar los diputados suficientes. En Asuntos Constitucionales hay 34 integrantes: 14 son de Cambiemos (sin quórum propio); 9 del FpV; 5 massistas; Margarita Stolbizer; los peronistas salteños Pablo Kosiner y Javier David; Remo Carlotto del Movimiento Evita; la misionera Silvia Risko; y Franco Caviglia, de Juntos por Argentina.

Esta semana se suma el “ruido” de la sesión especial pedida para mañana por el massismo, para tratar el pedido de renuncia a los fueros que hicieron Sergio Massa, Margarita Stolbizer y los miembros del bloque del FR. Muy cuestionados por el oficialismo que sostiene que los fueros son irrenunciables.

Todas acciones atravesadas por la campaña, esa sesión va camino al fracaso porque el kirchnerismo no dará quórum, y Cambiemos tampoco. Claro que el massismo buscaría el impacto político, aún en un recinto semivacío.

“Ningún oficialismo va a una sesión a que lo petardeen por su política social y energética”, razonaron en Cambiemos. “Massa mete un tema violento para el oficialismo y otro para los K para tener la foto solo con Marga (por Stolbizer) en el recinto, y tener protagonismo él”, cuestionaron.

Se refirieron así al temario propuesto. A la “autorización” de la Cámara a la renuncia a las inmunidades, se suman otros tres proyectos: uno de Stolbizer, de exención del IVA en las facturas de luz y gas de casas de familia y de pymes, indigerible para el oficialismo; otro del cordobés Juan Brügge, para modificar la Ley de Etica Pública con la creación de una comisión nacional de Etica Pública en el ámbito del Congreso; y un tercero, la modificación propuesta por Raffo a la ley de fueros, para que los legisladores estén obligados a prestar declaración indagatoria por escrito si no aceptan sentarse frente al juez.

Cambiemos está concentrado en su batalla, la expulsión de De Vido, que implica blandir la bandera anticorrupción en plena campaña. Sus proyectos son de la macrista Silvia Lospennato, del radical santacrueño Eduardo Costa y de Elisa Carrió, y apuntan a la remoción por “inhabilidad moral”.

Cuando pase esta semana en Cambiemos creen que podrán acercar posturas con el massismo y poder definir si el camino es la remoción o la suspensión. Creen que no afecta la cuestión de fondo.