El Parlamento inglés citó a declarar a Zuckerberg por el escándalo de la red

El CEO de Facebook va a testificar por el uso de datos personales de 50 millones de usuarios de la red social, durante las elecciones en EEUU

descarga (1)

El Parlamento británico citó ayer al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, a testificar por el uso con fines políticos de datos personales de 50 millones de usuarios de la red social y sumó así más presión sobre la empresa, investigada a ambos lados del Atlántico y con sus acciones en retroceso por segundo día consecutivo.

La red social que asume cada vez más el rol de ser mirada, en lugar de ser la que mira, afrontó además la primera salida de importancia de la compañía con la renuncia (efectiva a partir de agosto) de su jefe de seguridad, Alex Stamos.

La decisión del directivo, según publica ayer el diario estadounidense The New York Times, radica en “desacuerdos internos” con la cúpula de la plataforma sobre cómo afrontar el escándalo que los vincula con la consultora Cambridge Analytica y con la forma en que están manejando la cuestión de la difusión masiva de noticias falsas.

Fuentes de la empresa citadas por el diario neoyorkino señalaron que el hombre quería irse antes, pero que los demás ejecutivos pensaban que su partida se vería mal.

Signo de esto es que su equipo de trabajo, que era de 120 personas, ahora tiene sólo tres.

Si bien Stamos aseguró a través de su cuenta de Twitter estar “completamente comprometido” con su trabajo, no negó lo que la prensa estadounidense considera una “inminente” salida.

Los coletazos por la crisis en la red social también se hicieron sentir ayer al inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, donde las acciones de Facebook caían un 5,5 por ciento, hasta los 163 dólares.

Esto marca un retroceso por segundo día consecutivo, ya que los papeles de la red social marcaron anteayer el descenso más grande en cinco años (6,69 por ciento) tras el cierre de la jornada, hasta los 172,7 dólares, lo que se tradujo en una pérdida superior a los 40 mil millones de dólares.

Según describe el sitio de la Cnbc, Zuckerberg -que controla alrededor de 400 millones de acciones de Facebook- perdió más de nueve mil millones de dólares en su riqueza accionaria en las últimas 48 horas.

Hasta el momento el fundador de Facebook no salió a brindar ninguna declaración sobre el escándalo que envuelve a su compañía y a la consultora Cambridge Analytica, pero una comisión parlamentaria británica lo citó ayer a testificar en la investigación que se lleva adelante sobre el tema.

El pedido se produce en medio de informes que sostienen que la empresa Cambridge Analytica, con sede en el Reino Unido, utilizó datos de unos 50 millones de usuarios estadounidenses de Facebook para ayudar a Donald Trump a ganar las elecciones presidenciales de 2016.

En ese contexto, el Comité de Medios, Cultura y Deportes de la Cámara de los Comunes solicitó a Zuckerberg que comparezca ante la investigación del Comité de Noticias Falsas, que también escuchará hoy el testimonio de la ex empleada de Facebook Sandy Parakilas, a través de una videoconferencia.

Parakilas trabajó en el equipo de la plataforma de Facebook en 2011 y 2012 y es asesora del Centro de Tecnología Humana.

El gobierno británico solicitará además una orden judicial para registrar computadoras de la consultora Cambridge Analytica.

Por su parte, la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos abrió una investigación sobre la red social para determinar si la empresa violó los términos de un acuerdo de 2011 sobre el consentimiento que debían prestar sus usuarios para que pudieran usarse sus datos personales.

Según informó Bloomberg ayer, la pesquisa también busca dilucidar si la empresa de Zuckerberg permitió a la consultora Cambridge Analytica recibir algunos datos de sus usuarios en violación de sus políticas. Si la FTC encuentra que Facebook violó los términos de aquel acuerdo, tiene el poder de multar a la empresa con miles de dólares por día por infracción.

Estos movimientos surgen luego de que el fin de semana se hiciera público que los datos personales de usuarios de Facebook recabados por una aplicación para “fines académicos” fueron usados por Cambridge Analyitica para desarrollar un software para predecir las decisiones de los votantes e influir en ellos. El conjunto de datos abarcó a 50 millones de personas, de las cuales sólo 270 mil habían dado su consentimiento.

Los coletazos de la crisis se hacían sentir ayer en las operaciones, donde las acciones cayeron un 5,5 por ciento, hasta 163 dólares