En un año se destruyeron 460 mil empleos asalariados y 50 mil de cuentapropistas

Las cifras surgen de datos suministrados por el Indec. Los sectores más afectados son el fabril y la construcción. Que ocurrió con el empleo en negro

0010055583

El organismo oficial de estadística comunicó que la Encuesta Permanente de Hogares correspondiente al tercer trimestre de 2014 arrojó que en el último año se redujo la proporción de asalariados mayores de 14 años de 76,6 a 76,2 por ciento del total de ocupados, mientras que se incremento en 0,4 puntos porcentuales la gravitación de los trabajadores independientes o cuentapropistas, a 23,8 por ciento del total.

Mientras que entre los ocupados en relación de dependencia se redujo la incidencia de los empleados en la informalidad en un punto porcentual, a 23,8% de los ocupados a sueldo.

Esos progresos fueron sólo aparentes y nada virtuosos, porque la reducción de la gravitación de los puestos no declarados por las empresas no tuvo su contrapartida en un aumento de los registrados, que es el objetivo que debe generar una política de inclusión social y crecimiento de la actividad agregada.

LA REDUCCIÓN DE LOS ASALARIADOS EN NEGRO NO TUVO CONTRAPARTIDA EN UN AUMENTO DE LOS EMPLEOS EN BLANCO

En términos de cantidad de personas involucradas, esas proporciones determinaron que de los poco más de 500 mil empleos que se destruyeron entre el tercer trimestre de 2013 e igual período del corriente año, por las caídas de la actividad fabril, de la construcción e inmobiliaria, el comercio interior y exterior, junto a las economías regionales, unas 460 mil correspondieron a los asalariados y 50 mil a los cuentapropistas.

De ahí surgió que en el mercado laboral los más perjudicados por la recesión interna fueron los trabajadores en relación de dependencia, porque luego de haber sido afectados muchos de ellos por la supresión de las horas extras, primero, y las suspensiones, después, sufrieron la pérdida del empleo. En tanto que entre los independientes, el impacto de caída de la actividad sobre la nómina fue claramente menor, aunque fue significativa en términos de la capacidad de generar ingreso.

Este comportamiento del mercado de trabajo se había acentuado en los últimos meses, según reflejó un sondeo de opinión de SEL Consultores, según explicó  María Laura Cali.

Y si bien de la Encuesta Permanente de Hogares se desprende que la proporción de asalariados en negro se redujo en un punto porcentual, a 33,6% de la nómina en esa condición, equivalente a 25,2% del total de ocupados, no pudo ocultar que tanto el total de activos en blanco (8,79 millones de personas) como en la informalidad (4,45 millones) se redujeron en el último año en unas 182 mil y 278 mil personas, en cada caso.

EL EMPLEO EN NEGRO SE REDUJO SÓLO EN TÉRMINOS RELATIVOS, AL 25,2% DEL TOTAL DE OCUPADOS

Los trabajadores autónomos e independientes, entre los que se incluye a los monotributistas plenos (no asalariados en una segunda actividad principal o secundaria), se estima que totalizaron 4,13 millones de personas, unas 50 mil menos que un año atrás.

Movimientos heterogéneos

El desagregado de la Encuesta Permanente de Hogares por región geográfica dio cuenta de que entre el tercer trimestre de 2013 e igual tramo del 2014 se registró una disminución en un punto porcentual del empleo asalariado sin descuento jubilatorio a 33,6% del total de ese segmento, con caída de 2,1 puntos porcentuales en los aglomerados de menos de 500 mil habitantes y de 0,8 puntos porcentuales en las poblaciones con más de 500 mil personas.

Por área geográfica, el mayor avance de la disminución relativa de la informalidad laboral en los puestos en relación de dependencia el Indec la detectó en el Noreste, con 5,3 puntos porcentuales, aunque mantiene la proporción más elevada del país con 36,6% de los asalariados.

En menor medida se observaron declinaciones por avances de las tareas conjuntas de fiscalización de la DGI y la Anses, en los aglomerados de Cuyo 2,4 puntos porcentuales; Gran Buenos Aires, 1,8 pp y Noroeste 0,6 pp.

Por el contrario, la ocupación en negro creció en términos relativos en las regiones Pampeana 1,9 pp y Patagónica 0,6 por ciento.