Francia dice ‘no’ a la independencia de Cataluña

El gobierno de Emmanuel Macron dijo que no la reconocerá “si el gobierno regional avanza con una declaración unilateral.

r1NigdF2b_930x525

Francia finalmente habló sobre la independencia de Cataluña. Un día después de la inmensa marcha en Barcelona pidiendo diálogo y unidad , el gobierno francés dijo que “no reconocerá Cataluña si el gobierno regional avanza con una declaración unilateral de independencia”. Urgió a ambos lados “a negociar una manera” para salir de la crisis que el resultado del referendum hizo estallar una semana atrás.

“Si hay una declaración de independencia, si es unilateral, no va a ser reconocido “ dijo Nathalie Loiseau, la ministra francesa de Europa.

“Cataluña no puede ser definida por el voto organizado por el movimiento independentista de una semana atrás” dijo la ministra Loiseau a CNews el lunes .”La crisis debe resolverse vía el diálogo, a todos niveles de la política española”.

Louseau también repitió otra advertencia que ya habian hecho otros ministros europeos. Cataluña quedará fuera de la Unión Europea y obligada a reaplicar su membresía si se decide por la independencia. Un caso no demasiado diferente a las amenazas europeas durante el referendum en Escocia para separarse de Gran Bretaña.

“Si la independencia va a ser reconocida- que no es algo que está siendo discutido- la más inmediata consecuencia será que Cataluña automáticamente abandone la Unión Europea” advirtió la ministra francesa.

Fuentes oficiales franceses consideran que “La Unión Europea tiene relaciones con los estados miembros y su único interlocutor es el gobierno de turno. Nosotros podemos decir que nuestra preferencia va hacia el diálogo mas que a la confrontación.Pero no podemos expresarnos más allá de eso” reconoció.

El presidente catalán Carlos Puigdemont va a presentar los resultados del referendum el martes frente al parlamento regional.Según el gobierno catalán, 90 de los participantes votaron por la independencia en el referendum del 1 de octubre.Exactamente con 2,3 millones de los 5,3 millones de ciudadanos se registraron para votar.

No está claro aún si Puigdemont va a optar meramente por el reconocicimiento del resultado del referendum o con una unilateral declaración de independencia.

Con un cambio de tono después de la violencia del domingo pasado, los llamados al diálogo por parte de la UE y la amenaza de retiro de bancos y empresas para quedar protegidos `por fiscalidad europea si se independiza Cataluña ”, Puigdemont lamentó la decisión de no negociar sobre la cuestión por parte del gobierno de Mariano Rajoy en Madrid.Los catalanes piensan en una independencia vacía, formal , que los lleve a la negociación, según el diario El Español.

r1PsUtG4W_720x0 (1)

Paolo Gentiloni, de Italia; Mariano Rajoy, de España; Emmanuel Macron, de Francia; Angela Merkel, de Alemania; Mark Rutte, de Holanda; y Erna Solberg, de Noruega; durante una rueda de prensa por el G-20 en Berlín (29 de junio de 2017) (AP Photo/Markus Schreiber)

Aunque en privado los líderes de los gobiernos europeos tienen serias dudas sobre la aptitud y la flexibilidad del presidente Mariano Rajoy para encontrar una salida a la crisis,la línea es firme públicamente. No van a apoyar la secesión entre España y Cataluña.Pero admiten que un divorcio, probablemente irreparable, se ha producido.Ese status es el que deberán sanar y no encuentran otro camino que el diálogo, la negociación política, las concesiones económicas.

Fue el número dos de la Comisión Europea, Frans Timmermans el primero en buscar justificar una represión brutal:”Respetar el estado de derecho puede a veces necesitar un uso proporcionado de la fuerza ” dijo.Era su forma de eludir las criticas de la prensa ante la masiva represión a electores pacíficos en Cataluña, que iban a votar a “un referendum ilegal”, como argumentaba Madrid.

Los franceses creen ,como el resto de los europeos, que una autoproclamada independencia catalana no llevará a Cataluña a ninguna parte porque ningún país europeo los reconocerá.”Nadie moverá un dedo sin el fuego verde de Madrid” alertan en el gobierno francés. Desde Somaliland a Crimea, Taiwan y Palestina, hay muchos regiones que han autoproclamado su independencia. Hasta ahora ninguno de ellos está en el medio de la Unión Europea, con el Brexit en marcha y un segundo referendum de Escocia en la cabeza de su primera ministra Nicola Sturgeon.

Ese es el problema para Europa. La independencia de Cataluña puede ser una cáscara de banana cuando el Brexit no avanza y Gran Bretaña piensa en irse sin ningún acuerdo, Polonia, Checa y Hungría se niegan a obedecer su política migratoria y otros podrían rebelarse, como Gales, y el Pais Vasco, e Irlanda e Irlanda del Norte convertirse en un solo país.Sin mencionar a los bretones e italianos del norte. Bruselas quiere mantener la integridad de la Unión Europea y por eso buscarán hacer de Cataluña un ejemplo a no imitar.