Francia Noche violenta en Nantes por la confusa muerte de un joven durante un control policial

La víctima intentó escapar de los agentes y recibió un disparo. Un grupo de jóvenes reaccionó quemando autos y centros comerciales. 

ry_CHg9fm_930x525__1

Nantes vivió en la noche del martes varias horas de disturbios en tres barrios de esta ciudad del oeste de Francia después de la confusa muerte de un joven durante un control policial.

Varios autos y un centro comercial en la localidad de Breil fueron incendiados durante las revueltas, que también se extendieron a los barrios de Malakoff y Dervallières, explicó el director de la Seguridad Pública del departamento, Jean-Christophe Bertrand, en declaraciones emitidas por la emisora France Info

BJ5EIxqf7_720x0__1

Los hechos se desencadenaron por la muerte de un joven, de 22 años, durante un control policial. Según Bertrand, “el conductor, que parecía querer salir de su vehículo, golpeó a un funcionario de la policía” que resultó levemente herido en las rodillas. “Uno de sus colegas abrió fuego y alcanzó al joven, que desgraciadamente murió”, agregó.

Rápidamente se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas del orden y grupos de jóvenes, que lanzaron cócteles molotov, montaron varias barricadas, además de quemar coches y algunos comercios.

La alcaldesa de Nantes, Johanna Rollande, dio un mensaje de calma y señaló que su primer recuerdo era para el joven muerto, para su familia, los habitantes de Breil y de los otros barrios, pero también para los bomberos y para “los hombres y las mujeres que están para asegurar nuestra seguridad”.

“Naturalmente la justicia, con independencia, deberá establecer rápidamente con la mayor claridad y con total transparencia lo que ha pasado esta noche”, añadió Rollande.

En esa misma línea, el fiscal Pierre Sennès declaró que se abrió a investigación para determinar por qué el policía recurrió a su arma.

Los investigadores trataban de determinar si la víctima era un delincuentes que tenía pedido de captura.​

Según informó el diario francés Le Parisien, ​el joven fallecido habría sido reconocido por la policía por robos y narcotráfico.

Más de 200 policías estuvieron movilizados durante la noche mientras la situación volvía a la calma. No hubo detenciones.