Francia y Alemania creen que el gobierno británico puede caer “antes de fin de año”

París y Berlín presionan a Londres para establecer las condiciones del Brexit. Y consideran que podría haber elecciones en breve

B1xGc3uCW_930x525

En plena crisis de gabinete británico, Francia y Alemania consideran que la primer ministra Theresa May no podrá sobrevivir en su gobierno, esperan que se anuncien elecciones generales en Gran Bretaña “antes de fin de año” y especulan con la posibilidad de un “No Brexit” o una desordenada salida sin acuerdo de la UE. Un gesto desesperado de una débil premier, atrapada por los Brexitiers de su partido, que acaba de reemplazar Preti Patel, su segunda ministro renunciante en una semana, por Penny Mourdant, otra Pro Brexit.

Cuando se inicia la sexta ronda de negociaciones por el Brexit en Bruselas, Francia y Alemania se aprestar a presionar a Gran Bretaña como nunca hasta ahora, según fuentes diplomáticas. La línea será dura: no hay ninguna posibilidad de discutir la futura relación con Europa si antes no se establece el arreglo financiero del divorcio. No existe la menor posibilidad de que el reino establezca relaciones bilaterales uno a uno con los países del bloque sobre los derechos de los ciudadanos europeos o la posibilidad de votar en elecciones locales o europeas. La línea es sostenida y acordada por el presidente Emmanuel Macron con la canciller Angela Merkel. Las presiones sobre el negociador francés Michael Bannier son enormes.

La nueva firmeza europea se ha fortalecido cuando la primera ministra británica debió reemplazar su segundo ministro en una semana. La elección del nombre dependió del equilibrio entre europeos y anti europeos de la Cámara de los Comunes y ella no ha decidido si cambiará a todo su gabinete para fortalecerse y elegirá la política del uno por uno. La nueva ministra es Penny Mordaunt, que pensaba que iba a reemplazar a Sir Michael Fallon como ministro de defensa. Una pro Brexit, ex reservista naval y actual ministra para los discapacitados May debió enfrentar el reemplazo de su ministra de desarrollo Internacional Preti Patel, una thatcherista anti europea, que mantuvo reuniones no declaradas con todas las autoridades de Israel, sin informar a la Cancilleria y a la jefa del gobierno. Ella le pidió la renuncia el miércoles, en un episodio que fue una telenovela política en Gran Bretaña. Al menos 22.000 personas hacían el “Tracking” del avión en el que regresaba Patel desde Nairobi, obligada por May, para presentar su dimisión o forzar la renuncia de Theresa May. Patel renuncio y pidió disculpas pero es una batalla que recién se inicia. Puede hacer enorme daño a la estabilidad de Theresa May

 

Su reemplazo se convirtió en otra batalla campal entre los conservadores pro y antieuropeos en la Cámara de los Comunes, que ha entrado en un receso esta semana antes de la discusión de las leyes de britanización de la legislación europea, que amenaza con sus 400 enmiendas y una rebelión parlamentaria entre los Torys, la estabilidad fragililizada de Theresa May. Los rebeldes Torys están dispuestos a votar en contra de su propio gobierno para que el Brexit vuelva a estar en control del Parlamento y no en manos de May y sus Hard Brexitiers.

La reemplazante de Preti Patel fue el fruto de una negociación para detener esta rebelión. Los amigos de Patel consideran que ella fue “un chivo expiatorio” de un gobierno en caos y que ha perdido la autoridad”. Acusan al Foreign Office de haber filtrado los detalles de los viajes para impedir un cambio de política en torno a Israel en sus 12 encuentros, incluido el primer ministro israelí.

Iain Duncan Smith, ex líder tory y profundo euroescéptico, dijo que May no puede cambiar el delicado equilibrio de Brexitiers y pro europeos en su gabinete. Un drama que afecta a los gobiernos conservadores desde el de John Major y que solamente se ha agravado ahora. Para él, la visión de Europa de la reemplazante de Patel será vital. ”Somos todos Brexitiers ahora. La cuestión es hasta qué punto uno quiere en este puesto alguien que apoye a David David y a los otros”.

El diputado híper conservador y anti europeo Jacob Rees Mogg, que aparece como uno de los favoritos de ese sector para reemplazar a May, sugirió que la caída de Patel se debió a una filtración desde dentro del gobierno por sus visiones del Brexit.

“Si usted investiga cómo la visita de Priti Patel salió a la luz, fue una filtración del Foreign Office. Fue filtrada por alguien del Foreign Office que estaba resentido con ella y probablemente por el rol del canciller en Brexit”, dijo Jacob Mogg Rees, el más aristocrático de los diputados Torys.

May se encuentra bajo presión, no solo para reemplazar a Patel sino cambiar todo el gabinete como un gesto de autoridad. De ese gesto depende su futuro.