Gasolil: productores pagan el doble que en otros países

El gasoil es el principal insumo del sector agropecuario: utiliza 4.300 millones de litros cada año, el 32% de la demanda total.

descarga (10)

Dicho esto, sigue la mala noticia: los chacareros locales pagan uno de los combustibles más caros del mundo y por eso ceden cada año al sector petrolero y al Estado cerca de 2.400 millones de dólares, un 10% de lo que valía la última cosecha de granos o una tercera parte de lo que se les descontó por retenciones.
Los datos son oficiales, pues se basan en estadística de la Secretaría de Energía. Fueron recogidos por el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural para demostrar cómo afectan al campo las políticas de “blindaje” del sector petrolero instrumentadas por Axel Kicillof, en su doble rol de ministro de Economía y director de la estatizada YPF, la mayor proveedora de gasoil al mercado doméstico. Estas políticas actúan desacoplando los precios locales del petróleo y sus derivados de lo que sucede en el mercado internacional. El crudo bajó en todos lados, pero los surtidores locales ni se enteraron.

Según la Secretaria de Energía, el precio internacional del gasoil (puesto en la Argentina) cayó 36% entre junio de 2015 e igual mes del año anterior. Pero aquí el gobierno decidió congelar el precio del barril de petróleo en 77 dólares, y por eso esas bajas no llega a la gente, sea en el campo o en la ciudad. Según la Rural, si los precios fluctuaran libremente “el precio del gasoil debería estar en al menos US$ 0,98 el litro. Sin embargo, el consumidor argentino lo paga US$ 1,54”. Es decir, 50% más caro.
Si se multiplican ambos valores por el consumo total del agro, surge que los productores gastan cerca de 6.600 millones de dólares por año en gasoil, cuando en realidad deberían estar pagando 4.200 millones por ese insumo. De allí el cálculo de una transferencia a las empresas energéticas (de US$ 1.463 millones) y a la caja fiscal (de US$ 927 millones).
Para completar el panorama, la entidad ruralista comparó los precios locales del gasoil con los que pagan los productores de otros países exportadores de alimentos. Mientras que en la Argentina, el gasoil cotiza a US$ 1,54, para los productores brasileños sale 0,71, a los chilenos les cuesta 0,74, y a los paraguayos 0,86. En Uruguay, país netamente importador, vale 1,34. Y fuera de la región, el “farmer” de EE.UU. es el que goza del gasoil más competitivo: US$ 0,66.