Google, Facebook, Amazon, IBM y Microsoft investigarán juntas sobre inteligencia artificial

El grupo dirigirá investigaciones, recomendará buenas prácticas y publicará reportes bajo licencias abiertas en áreas como ética, justicia e inclusión

401230

GoogleFacebookAmazonIBM Microsoft crearon una alianza sobre inteligencia artificial con el objetivo de promover el entendimiento de esta temática a toda la población y ofrecer guías de prácticas a futuros investigadores que quieran unirse, en el marco del “enorme potencial que tienen las máquinas para complementar y ayudar a los humanos”.

Bajo el nombre de “Asociación sobre inteligencia artificial para beneficiar a las personas y la sociedad“, el grupo dirigirá investigaciones, recomendará buenas prácticas y publicará reportes bajo licencias abiertas en áreas tales como ética, justicia e inclusión, transparencia, privacidad e interoperabilidad, según se promocionó.

También buscará la colaboración entre personas y sistemas de inteligencia artificial, así como la confianza, confiabilidad y robustez de la tecnología.

“Estamos en la primavera de la inteligencia artificial y todavía se suele creer que es ciencia ficción. Pero la inteligencia artificial tiene un enorme potencial para complementar al humano en lo que se refiere a la visión, el habla y el aprendizaje automático“, afirmó en diálogo con Télam Marcela Riccillo, doctora en ciencias de la computación (UBA) y especialista en inteligencia artificial y robótica.

La flamante alianza está formada por algunas de las principales empresas del sector, aunque con ausencias muy significativas como Apple y OpenAI.

No obstante, OpenAI -el equipo de investigación respaldado por el emprendedor Elon Musk- está haciendo su aporte, buscando “avanzar en la inteligencia digital en la medida en que sea una beneficio para la humanidad”, indicó el diario The Guardian.

Mientras que Apple aún no emitió ningún comunicado al respecto, pese a tener una larga trayectoria en inteligencia artificial en áreas como asistentes personales, reconocimiento de imagen y control por voz.

Uno de los puntos fundamentales de la nueva alianza es que en el directorio habrá una representación igualitaria entre las corporaciones y otros que se vayan sumando, comoacadémicos, organizaciones sin fines de lucro y especialistas en política y ética.

“Cuando se presentó la alianza la semana pasada también se dio a conocer un informe de laUniversidad de Stanford sobre qué pasó con la inteligencia artificial en el pasado y qué sucederá con ella en el futuro”, señaló Riccillo, quien también es docente de “Data Science y Machine Learning” en el ITBA.

La especialista diferenció la inteligencia artificial -que sí existe- de la inteligencia artificial completa (o “superinteligencia“), que no existe y tampoco es seguro que exista en el futuro.

“Es muy importante entender esta diferencia porque la primera representa un enorme potencial para ayudar a los humanos, mientras que la segunda no existe ya que implica una conciencia artificial, es decir un ser artificial que tenga decisión”, aclaró Riccillo.

La investigadora recordó que en 2014, Musk y el astrofísico Stephen Hawking hicieron públicos los peligros del desarrollo de una inteligencia artificial completa. Lo cual puede generar confusión con lo que es la inteligencia aa secas.

“Si esa conciencia artificial existiera, en el marco de la inteligencia artificial completa, habría que enseñarle a la máquina reglas éticas y morales para vivir entre humanos”, sostuvo Ricillo.

Ese concepto es distinto del de inteligencia artificial, que aún suele ser entendida como “ciencia ficción“, y de la que tampoco se conocen en profundidad sus alcances reales para beneficiar a la sociedad.

“Por eso es importante la creación de esta alianza que pretende explicar esta temática”, consideró la especialista argentina.

Cada una de las cinco corporaciones de la alianza tiene equipos de investigación en la materia, algunos de ellos muy conocidos, como Watson de IBM -donde Riccillo se desempeña- y Alexa, de Amazon.

“La inteligencia artificial sirve para complementar al humano, en lo que se refiere a la visión, el habla y el aprendizaje automático”, recalcó Ricillo, y aclaró que “como todo tiene su lado bueno y malo”.

Citó el “ejemplo típico de la plancha: uno la puede usar para planchar o para tirársela a alguien. Pero la decisión es del ser humano y no de la máquina en sí”.

Por eso, Riccillo también destacó que la alianza servirá para ofrecer guías útiles de uso de inteligencia artificial y a ayudar al mundo a entender su potencial.