“Hay que ver a la siembra directa como un sistema”

Beatriz Giraudo, la primera presidenta de la entidad, repasa la historia y señala los desafíos a 25 años de la fundación.

La producción agrícola en Argentina cambió con el paso de los años. La siembra directa se impuso como sistema predominante en el territorio nacional, un lugar tal vez impensado por los pioneros de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) que hace 25 años atrás comenzaban a difundir esta práctica. Pero todo sigue cambiando y hoy el eje del debate pasa por la sustentabilidad y lograr que la siembra directa sea un sistema en donde más que nunca prevalezcan la rotación de los cultivos, el manejo integrado y el uso responsable de los fitosanitarios.

Beatriz “Pilu” Giraudo, presidenta de Aapresid, planteó que en la entidad van a redoblar la apuesta y contó que por eso se propusieron como misión concientizar al sector sobre un concepto clave como es la sustentabilidad —pero también a la sociedad en general— y trabajar para que la siembra directa sea considerada más que una herramienta.

Sistema. La idea es hacer ver que se trata de un sistema de producción capaz de solucionar las problemáticas actuales, como por ejemplo, el surgimiento de malezas resistentes pero también que es una forma óptima de generar riqueza en los pueblos e ingresos para el Estado.

Este es el enfoque que se abordará durante el XXII Congreso Anual de Aapresid que se realizará del 6 al 8 de agosto en Rosario. En esta oportunidad el lema del encuentro será “La misión” y desde la entidad explicaron que el eslogan elegido tiene que ver con que el desafío de este tiempo es producir con sustentabilidad: generar los alimentos, fibras y energías que el mundo necesita de manera sustentable tanto en lo ambiental como en lo social y económico.