La peor tormenta en los últimos 30 años en Gran Bretaña y Francia

Caos en condiciones meteorológicas extremas y temperaturas polares, nevadas, hielo en las rutas y veredas y un viento glacial.

HJxERoHdM_930x525__1

Caos en condiciones meteorológicas extremas y temperaturas polares , nevadas, hielo en las rutas y veredas y un viento glacial en Gran Bretaña y Francia, bajo la peor tormenta que recuerden en los últimos 30 años. El termómetro se mantiene bajo cero y la gran preocupación son los “Homeless”, que se niegan a aceptar los refugios y mueren congelados junto a sus animales de compañía, que no quieren abandonar. El frío se extenderá al menos hasta el viernes, con bajo cero permanente. Hay cuatro muertos en Gran Bretaña desde que se inició el fenómeno, dos en Francia y se suman a los 55 muertos en el resto de Europa.

Una sola consigna: “si no tiene una obligación extrema, quédese en su casa” para enfrentar “la Bestia del Este”. Esta madrugada del miércoles al jueves fue la más fría del invierno en Francia, con un termómetro que bajó a 12 bajo cero en Metz y a 10 bajo cero en Lyon.

S1gPRiruM_720x0__1

Al menos 2.000 automovilistas pasaron la noche en la ruta A9 cerrada en Montpelier, en el sur de Francia. Otros 400 quedaron aislados en trenes TVG, que no pudieron avanzar ante el hielo en las vías y la nieve. Escuelas, aeropuertos y edificios públicos están cerrados en Gran Bretaña, Francia e Irlanda ante la violencia de la tormenta y el impacto de Emma, el fenómeno climático siberiano que ha creado estas inusuales circunstancias.

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon pidió a la población no salir a la calle ni a las rutas mientras, junto con Gales y Londres, emitieron la primera alerta roja de su historia meteorológica. Buscan prevenir más accidentes y muertos. Una mujer dio a luz en un ruta en Darlington, en el borde con Escocia, ante la imposibilidad de avanzar ante la nieve caída. Un helicóptero ambulancia ayudó en el parto en la A66. Lo bautizaron “Snow baby”.

“La Bestia del Este” ya mató a 55 personas en Europa

La ola de frío siberiano que azota Europa seguirá hoy castigando al continente. El país más afectado es Polonia, con 18 decesos.

ryt0hdruf_930x525__1

Después de una noche aislados en la ruta, al menos 2.000 vehículos continuaban bloqueados en la ruta de la región francesa de Herault. Los servicios de emergencia les llevaron comida porque había familias con niños y bebés en condiciones congelantes. Pero había más “náufragos de la ruta” en los accesos secundarios, inmovilizados por el embotellamiento de tráfico generado por la nieve, la imposibilidad de avanzar y los accidentes. Los náufragos tampoco podían conseguir fácilmente alojamiento en los alrededores y familias enteras durmieron en sus automóviles.

“Estoy bloqueado desde ayer a la 1 y media de la tarde. Tengo dos chicos en el asiento de atrás. Desde entonces solo hemos podido avanzar 300 metros” contó Anthony Jammont al diario Ouest France, a las 10 de la mañana del jueves. Partió de Marsella al mediodía del miércoles para llegar a Niort. Aun sigue bloqueado. Él intenta calentarse con la calefacción del auto, usándola de a ratos, para recargar el teléfono. Describe una situación “apocalíptica” entre Montpellier y Narbonne. Una docena de accidentes y un camión dado vuelta, que atraviesa todas las vías de la autorruta. Los servicios de emergencia no logran pasar.

HJf-juB_z_720x0__1

Montpellier, en el sur de Francia, fue colocada en alerta roja toda la noche y se despertó con 20 centímetros de nieve y 30 en sus alrededores. La ciudad quedó paralizada. No funcionaban ni trenes, ni tranvías y todos los edificios públicos permanecían cerrados. Al menos 450 personas encontraron refugios en los edificios que puso a su disposición la municipalidad.

Mientras unos sufrían, otros se divertían. Muchos convirtieron a Montpellier, en el sur de Francia, en una pista urbana de esquí y snowboarding. Los chicos jugaban en trineos bajo temperaturas glaciales .Ahora la nieve llegó al norte del país. Nevó en la Ille de France y en París, donde las calles están congeladas por el hielo y la alcaldía advierte sobre el riesgo de caídas y fracturas. La policía pide a la población que no se desplace en automóvil para evitar accidentes.