Lavagna reitera que no va a primarias y pone en crisis el liderazgo de Schiaretti

Rechazó así la invitación a la reunión del peronismo federal. Los tropezones del cordobés

5ccc4a1e8e63e_940_529!

Roberto Lavagna volvió a rechazar las primarias que le piden en el peronismo federal y puso en crisis el liderazgo del gobernador de Córdoba y líder natural del espacio, Juan Schiaretti.

En una entrevista con el diario La Capital de Rosario, el ex ministro de Economía rechazó las primarias con el peronismo y aseguró que el anuncio de la fórmula de Alberto Fernández-Cristina Kirchner “ratifica la necesidad de un centro progresista”.

“Los consensos requieren otro tipo de metodología que la interna de uno solo de los partidos que forma parte del espacio”, aseguró Lavagna.

Schiaretti lo había convocado para el miércoles a una reunión de Alternativa Federal sólo si aceptaba ir a primarias. La respuesta fue contundente.

El éxito de Schiaretti en las urnas, que ese domingo lo posicionó como presidenciable, se desvaneció en apenas una semana por su propia falta de muñeca.

En primer lugar, no dejó que fuera nadie del peronismo federal al búnker de la victoria y provincializó su propio hito. En el escenario del domingo pasado no anunció nada concreto respecto del espacio nacional.

Dos días después, después de una prolongada ausencia en los medios, habló finalmente para decir que no era el “macho alfa” del peronismo federal, poniéndose a sí mismo un techo.

Y por último se tomó una semana para organizar una reunión de Alternativa Federal y no pudo cerrar las presencias de Lavanga ni de Miguel Lifschitz. Sin Lavagna, ese encuentro, programado para el miércoles que viene en Buenos Aires y del que participarían Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto, ya parece superfluo.

Más aún después de la bomba que tiró Cristina, que demostró otra vez una agilidad superior al resto del peronismo. En cuestión de días, mientras Schiaretti dormía la siesta, se apersonó en el PJ y anunció que no será candidata a presidenta.