Los nuevos dueños de Prisma analizan la compra de más empresas en Argentina

Además de apostar a los servicios financieros, el fondo inversor norteamericano estudia invertir en otros sectores como los de comercio minorista y salud

472284_landscape

Además de multiplicar las inversiones para acelerar el crecimiento de Prisma en los próximos años, el fondo Advent buscará incrementar su presencia en el país desembarcando en otros sectores. Los nuevos dueños de la mayor procesadora de tarjetas de crédito de la Argentina buscarán oportunidades de negocios no solamente en los servicios financieros sino que también concentrará su mirada en sectores como el comercio minorista y salud, entre otros.

“Estamos siempre atentos a la Argentina porque la consideramos una economía importante para nosotros, en la cual seguramente vamos a concretar otras operaciones en los próximos años”, aseguró Juan Pablo Zucchini, managing Partner de Advent.

Lo hizo en el marco de la presentación oficial del fondo inversor como nuevo accionista principal de Prisma, donde también admitió que ya se encuentran analizando nuevas inversiones en otras empresas locales.

“Analizamos casos puntuales y viendo sectores en áreas como salud, servicios financieros y comercio minorista, pero no puedo anticipar plazos porque cada operación tiene sus tiempos”, destaca el ejecutivo del fondo inversor que acaba de cerrar la compra del 51% de Prisma por u$s700 millones. Y si bien en el corto plazo los esfuerzos de Advent estarán centrados en mejorar y aumentar los planes de negocios de Prisma, el objetivo a mediano plazo es el de incrementar su presencia en el país.

De hecho, hasta su desembarco en Prisma el fondo solamente contaba con una operación puntual en Argentina, a través de la tenencia del 20% de las acciones del laboratorio LKM en el cual había ingresado en el 2015, tras haber pagado u$s60 millones por esa participación en la empresa dedicada a la producción y venta de especialidades medicinales.

Tanto en este caso como en el de Prisma, el grupo inversor norteamericano con sede en Boston canaliza sus operaciones mediante fondos creados específicamente para invertir en América latina. El último lo lanzó en el 2014 bajo el nombre de Advent Equity Fund VI que levantó u$s2.100 millones y se convirtió en el fondo privado más grande creado para la región. El anterior había sido en el 2010 por u$s1.650 millones.

La estrategia es siempre la misma, la de crear valor en las empresas en las que invierte para luego de un período de cuatro a seis años desinvertir a través de ventas o de emisiones de acciones en los mercados bursátiles.

Es más, desde 1996, cuando desembarcó en Latinoamérica, Advent ha levantado más de u$s6.000 millones de inversionistas institucionales a nivel global que le permitieron concretar importantes inversiones en los países de la región. En el mismo lapso, cerró 46 operaciones y desinvirtió en 33 de esas compañías.

En Argentina, ha participado en empresas vinculadas a los servicios financieros, consumo y salud como los laboratorios Fada Pharma, LKM, la bodega Graffigna, Universal Assistance y OCA, del cual salió en el 2009 tras vender sus acciones a un grupo de ejecutivos del mayor correo privado de la Argentina.

Pero en los últimos años ha concentrado sus esfuerzos en el sector de medios de pago, donde se ha convertido en el mayor inversor a nivel global con 35 operaciones cerradas desde el 2008 por un valor de u$s31.000 millones. La última es precisamente la compra del 51% de Prisma a un grupo de 14 bancos que a partir de ahora mantendrán el 49% del capital por lo menos por los próximos tres años, ya que deben cumplir con una orden establecida por el Gobierno de vender también ese porcentaje en ese período.

¿Salida a la Bolsa?

En este marco, los ejecutivos de Advent y el management de Prisma estudian algunas variantes para hacer frente a esa obligación. La que más chances tiene de concretarse sería la salida a la Bolsa de esas acciones mediante una oferta pública de acciones (IPO, por sus siglas en inglés), aunque no se descarta la venta de ese 49% a otro competidor al propio Advent.