Macri encabeza una cumbre para definir la estrategia contra la ofensiva opositora

Reúne hoy a su mesa chica y referentes legislativos para defender las subas; gestión con los gobernadores

2676344w1033

Veto total, veto parcial o negociación exitosa con gobernadores y legisladores. Con las tres opciones sobre la mesa, el presidente Mauricio Macri reunirá hoy a su mesa chica y las espadas parlamentarias de Cambiemos para definir la estrategia del Gobierno en relación con la ofensiva opositora contra los incrementos en las tarifas de los servicios.

“Hay canales abiertos, pero dependerá de lo que decida el Presidente”, afirmaron ayer dos fuentes cercanas al primer mandatario, que además de los habituales interlocutores de las reuniones de coordinación -el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; los coordinadores Mario Quintana y Gustavo Lopetegui- tendrá al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó; la vicepresidenta y presidente del Senado, Gabriela Michetti; el presidente provisional de esa cámara, Federico Pinedo, y al jefe del interbloque Cambiemos en Diputados, el radical Mario Negri.

De las tres alternativas, la de “dar la discusión” e intentar convencer a diputados que responden a gobernadores cercanos antes del 9 del actual -fecha en que se aprobaría el proyecto opositor, enarbolado por el massismo y Diego Bossio- es la que recoge mayor consenso y la menos costosa en términos políticos. “Vamos a discutir e intentar que no se apruebe [el proyecto del massismo]“, respondieron cerca del jefe de Gabinete, que en los últimos días apeló a la “racionalidad” de los legisladores a la hora de dar el debate y reconoció que es “difícil sincerar el sistema tarifario después de tantos años de mentira y destrucción del sistema energético”. Nadie quiere repetir la “vorágine irresponsable” del debate por el impuesto a las ganancias.

Horas después de la reunión de coordinación, los referentes legislativos de Cambiemos batallarán sin esperanzas de éxito en la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja para evitar que obtenga dictamen el proyecto del PJ opositor que propone retrotraer las tarifas de servicios públicos a valores de diciembre de 2017 y actualizarlas según la variación salarial, además de una rebaja del IVA del 50%.

Negri ya hizo circular entre los diputados y los funcionarios un estudio encargado a sus asesores sobre el impacto que tendría aprobar el proyecto opositor: implicaría una pérdida estimada de más de $100.000 millones en los próximos tres años para el Estado. “Estamos abiertos a nuevas propuestas, tal como lo hizo la UCR, que modificó el esquema tarifario original. Pero la solución no puede ser ir para atrás, desfinanciar el Estado e hipotecar el futuro”, dijo Negri a la nacion.

En la Casa Rosada niegan que los vínculos con los gobernadores opositores se hayan quebrado luego de los anuncios de los nuevos aumentos.

Los “independientes” Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Hugo Passalacqua (Misiones) y Omar Gutiérrez (Neuquén), de buen vínculo con Balcarce 50. suenan como los destinatarios de los próximos sondeos preliminares, aunque en el Gobierno también apostarían a “romper” el hasta ahora sólido consenso entre los gobernadores peronistas en torno al proyecto, que tiene su correlato en el Senado.

Desde el oficialismo sospechan que el conglomerado opositor podría “estirar” la discusión sobre las tarifas aún después del 9 de mayo para que el tema siga acaparando las tapas de los diarios e incomodando al Gobierno. “Si no tuvieran este tema, estarían divididos y sin iniciativa”, reflexionó uno de los referentes legislativos de Cambiemos. El veto parcial -o total- del Presidente a la norma llegará si no hay freno ni consenso.

Por Jaime Rosemberg