Macri recibe esta semana a todas las centrales gremiales

Finalmente, la cita tiene fecha: el presidente Mauricio Macri recibirá pasado mañana en la Casa Rosada a una abultada delegación gremial que incluirá a todos los sectores sindicales.

0010343613

Será la primera reunión formal del Presidente con los representantes de los gremios en medio de la disputa por los topes en las discusiones salariales tras la tensión que generó la semana pasada la sugerencia oficial de debatir aumentos con una pauta inflacionaria de entre el 20 y el 25 por ciento.

El encuentro juntará, además, en una misma mesa a buena parte del sindicalismo hoy enfrentado entre sí. Estarán a la misma hora y en el mismo lugar Hugo Moyano, líder de la CGT Azopardo, y Antonio Caló, secretario general de la central obrera que supo ser la más cercana al kirchnerismo. Pero no serán los únicos. La Casa Rosada extendió la invitación a Luis Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca; Armando Cavalieri, de Comercio; Gerardo Martínez, de la Construcción; Juan Carlos Schmidt, de Dragado y Balizamiento y a cargo de la estratégica Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT); José Luis Lingieri, de Obras Sanitarias, y el aliado del macrismo Gerónimo “Momo” Venegas, de la Uatre.

El Gobierno venía hasta ahora postergando el encuentro. La falta de acuerdo en la delegación que tendría diálogo con el Presidente había demorado la convocatoria. A eso se sumó la advertencia oficial de reclamarles “prudencia” a los sindicatos en sus pedidos de subas salariales, que hizo explícita el propio Macri desde Jujuy, el sábado, cuando les pidió a los líderes obreros un gesto por lo que consideró “un año de transición”.

La semana pasada, el Gobierno se vio obligado a aclarar que no iba a poner un techo a las paritarias después de que el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, admitió que la intención oficial era que no se dispararan las subas más allá del 25 por ciento.

Eso generó la reacción de los gremios, que rechazaron cualquier tipo de topes en las discusiones, y terminó con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, declarando que las negociaciones serían “libres”.

Tanto Triaca como Peña acompañarán a Macri en la reunión, que se hará en Balcarce 50 el jueves. Todavía se está definiendo el horario, pero, según informaron fuentes oficiales a LA NACION, ayer ya se habían cursado las invitaciones.

“Necesitamos un mimo”, había pedido Caló, como gesto de acercamiento para que el Presidente se sentara a la mesa sindical para poder empezar a darle forma al diálogo. La Casa Rosada espera cerrar un acuerdo que incluya moderar los reclamos de subas a cambio de un combo de medidas para mejorar el salario de bolsillo de los trabajadores. El paquete con el que el Gobierno tienta a los gremios incluye una reforma en el impuesto a las ganancias, para que pasen a tributar aquellos sueldos superiores a los 30.000 pesos, además de aumentos en las asignaciones familiares, rebaja del IVA a los productos de la canasta básica de alimentos, y la universalización de las asignaciones por hijo.

Hasta ahora, el Presidente se había reunido de manera reservada con Moyano, con quien prefiere cerrar un acuerdo base. Pero en el medio la Casa Rosada anunció las fuertes subas en las tarifas de luz y anticipó que aplicará un ajuste para el gas, lo que derivó en las quejas de los sindicatos.

Con una agenda cargada, antes del encuentro con los gremios, Macri desembarcará en el conurbano en apoyo de dos intendentes Pro. Irá mañana a Ciudadela, partido de Tres de Febrero, distrito gobernado por Diego Valenzuela, para anunciar inversiones de Coto y el jueves, a Bernal, junto a Martiniano Molina, que enfrenta una crisis en su gabinete.

Cumbre sindical en Balcarce 50

Hugo moyano

CGT Azopardo

Después de su reunión secreta con el Presidente, el líder camionero compartirá la mesa con el resto de los jefes gremiales con mayor representación

Antonio Caló

CGT Kirchnerista

Será su primer encuentro con Macri tras su pedido para que la Casa Rosada les hiciera un “mimo” a los sindicatos