MAÍZ – Los precios, a la espera de señales en plena cosecha norteamericana

En Estados Unidos pronostican una de las mayores cosechas de la historia y podría haber sobrantes de maíz, lo cual ya está afectando los precios del cereal.

BJBySu_n-_930x525

Por Ing. Hernán Fernández Martínez, analista y consultor independiente

Los últimos cinco días de mercado nos han regalado una extraña y tensa calma en los precios de nuestros productos. Pero echemos un vistazo a la situación actual en términos de mercadería física. Estados Unidos se encuentra en medio de la cosecha, que en principio sería la más grande de todas en soja y una de las más grandes en maíz. Al momento nos muestra 22% de avance de cosecha en la oleaginosa, contra 26% que es el promedio de avance a esta altura del año de los últimos cinco, y 17% de avance de cosecha en el forrajero contra 26% de promedio durante el último lustro. Lo cual implica 4 puntos de atraso en soja y 9 puntos porcentuales en maíz frente a sus promedios respectivos.

¿Esto es alcista? No necesariamente, al menos por ahora. El productor norteamericano nos ha mostrado su fenomenal capacidad de cosecha cuando se dan las condiciones climáticas apropiadas. El otro punto que comienza a ser gravitante es la “falta de ventas” por parte del productor norteamericano. Si bien no es oficial, alguna gran amiga en Chicago nos habla de 17% de ventas en maíz y 21% en soja para la campaña 2017, lo cual es realmente bajo frente a la historia. Y esto no es casualidad, sencillamente, a estos precios, el productor estadounidense pierde dinero en maíz con rendimientos promedio en campo arrendado y obtiene un escaso, pero positivo, resultado en soja. ¡Piensen que el maíz vale hoy en aquel mercado algún dólar menos que en Argentina!

Desde el lado de la especulación, y hablando del cereal, nuestros amigos los fondos han sido parte responsable de semejante caída de precios, sin dudas actuando en consecuencia del enorme volumen de cosecha de maíz que se viene, el cual generaría sobrantes importantes por encima de la demanda durante la campaña comercial actual. Durante las últimas 10 semanas han vendido, en papeles, por casi 32 millones de toneladas. ¡El 80% de una cosecha Argentina ha sido vendida en sólo dos meses y medio! Y aquí no hay mucha ciencia, el precio cayó 25 dólares por tonelada durante el mismo período.

MAIZ1-mundoagrocba-0485894f948859g270417

Esta semana, en una de nuestras giras mensuales, algunos amigos de Villa Mercedes, San Luis, nos preguntaban: “¿Por dónde puede venir alguna recuperación de precios, pensando en el maíz julio 18?” Y como decimos siempre, sin ánimo de hacer futurología pero mirando con cierta lógica económica hacia adelante, de no cambiar demasiado las relaciones de precios entre el maíz y la soja (hoy la soja se encuentra históricamente cara frente al cereal), sería esperable que Estados Unidos, allá por febrero-marzo, cuando define superficie a sembrar en 2018, elija sembrar algo más de soja y algo menos de maíz. Y en eso podría generar alguna incidencia positiva sobre el precio del maíz julio 18, pero a la vez -y en contraposición- implicaría influencia negativa sobre el precio de la sojita.

Pero relativizando un poco los juicios de valor y poniéndole números a nuestras percepciones, debemos decir que el maíz posición cosecha 2018 en el país del norte vale 156 dólares la tonelada, bien por encima de los 138 dólares por tonelada actuales.

En fin, son sólo conjeturas, y las conjeturas no pagan vencimientos. Por eso, y como siempre decimos, miremos rentabilidad y no precio, e intentemos que el resultado sea el norte de nuestra brújula comercial.

Y en este sentido debemos repetir que el 260 dólares -o algo más- en soja mayo 18, a partir de lo descripto, no se ve para nada despreciable como para arrancar a cubrir.