Otra vez incidentes en la apertura de la Feria del Libro: abuchearon al secretario de Cultura, Pablo Avelluto

El secretario de Cultura, Pablo Avelluto, tuvo que esperar unos cinco minutos para comenzar su discurso durante el acto de apertura de la 45° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, al ser abucheado por parte de los presentes en el salón Borges de La Rural, donde se llevaba adelante la ceremonia que cerrará la antropóloga feminista Rita Segato.

20190425232922_37391334_0_body

Por qué hubo incidentes. Gran parte de los manifestantes, que fueron obligados a abandonar las instalaciones, repudiaron la creación de la Universidad de Formación Docente, aprobada por ley aunque aún no implementada que implica el cierre de 29 institutos de formación docente; en tanto que otro grupo abucheó al secretario al grito de “que venga Rita”.

Fue el mismo reclamo que un año antes hicieron durante el acto de apertura, a cargo de Claudia Piñeiro. Aquella vez, solo la escritora argentina pudo dar su discurso, mientras que Avelluto y Enrique Avogadro, secretario de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, no pudieron hablar.

Qué dijo Avelluto. “Parece ser que hay un autoritarismo residual en la Argentina que encuentra este tipo de ámbitos para manifestarse, no dejando hablar a los oradores. No entiendo cuál era el reclamo, si sobre mí o sobre el Gobierno, o sobre qué tema”, señaló el funcionario.

Cómo fue el acto. En medio de un fuerte operativo de seguridad, Avelluto repasó logros como la renovación del Teatro Nacional Cervantes y la participación argentina en la Feria del Libro de Bogotá en 2018, o la realización del Congreso Internacional de la Lengua Española en la ciudad de Córdoba hace menos de un mes.

Pero la hostilidad de parte del público fue notoria, a tal punto que la presidenta de la fundación el Libro, Teresa Carbano, pidió al micrófono: “Respetemos a los funcionarios”.

Antes del esperado discurso de Rita Segato, el secretario dijo que “se terminó para siempre el uso de la cultura como herramienta política” y se refirió al “momento duro que estamos viviendo al sector editorial”.