Pagaron coimas, pero sus empresas podrán seguir en la obra pública

 

  • El Gobierno lanzó un plan para que las firmas cuyos representantes están involucrados en los cuadernos de la corrupción sigan participando de licitaciones y en proyectos PPP.

2782485w1033

En medio del escándalo por la revelación de coimas millonarias en la obra pública durante el kirchnerismo y luego de que empresarios de importantes firmas admitieran pagos ilegales, el Gobierno nacional prepara un paquete de medidas para que las empresas que mencionadas en la causa de los cuadernos puedan seguir participando en licitaciones y proyectos de Participación Público Privada (PPP).

Se trata de una serie de medidas que permitirían además que las firmas puedan continuar con los contratos vigentes, pero a cambio deberán pagar un resarcimiento y se les exigirá que los accionistas estratégicos involucrados en la causa de los cuadernos den un paso al costado. “Se les exigirá a las empresas que no tengan en su cúpula a condenados o arrepentidos por corrupción”, dijo el Procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías.

También deberán suscribir un acuerdo de buena conducta y “programas de integridad”.

Por la causa de las coimas en la obra pública durante el kirchnerismo, ya con cinco los empresarios que cedieron el control de sus compañías: Aldo Roggio, Gerardo Ferreyra, Armanodo Losón, Juan Chediack y Manuel Santos Uribelarrea.

Los resarcimientos por los daños ocasionados a partir de los sobornos no serían a través de juicios por daños y perjuicios sino por medio de “acuerdos transaccionales