Pese a las lluvias, se mantiene la intención de siembra en 1,8 millones de hectáreas

Concluyó la siembra en el NEA y ya se ha implantado el 34% del área nacional prevista. El USDA ha reestimado la producción local esperada de girasol llevando la cifra a 4 millones de toneladas.

girasol-960

El informe elaborado por el asesor económico de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR), Lic. Jorge Ingaramo, indica que “la Bolsa de Cereales mantiene un crecimiento de 5,9% en el área sembrada nacional, hasta alcanzar 1,8 millones de hectáreas. Las precipitaciones acumuladas en las provincias de Buenos Aires y La Pampa continúan afectando a los lotes que en las próximas semanas tendrían destino girasolero. Por consiguiente, la proyección del área en el centro-sur del país presenta fuerte incertidumbre. De una evolución climática favorable depende que se mantenga la estimación inicial del área nacional”.

“Durante la última semana se registró un avance de 2,7 puntos porcentuales, principalmente en la región centro-norte del país, alcanzando una superficie de siembra equivalente al 34% del total nacional estimado, vale decir unas 612.000 hectáreas. Se computa un adelanto, en comparación al ciclo previo, de 5,1 puntos porcentuales. El 66% del girasol implantado se encuentra diferenciando hojas en un contexto de disponibilidad de agua entre adecuada y regular”, explica el licenciado.

Para la Bolsa “ha concluido la siembra de girasol en el NEA con la incorporación de los lotes tardíos en localidades como Villa Ángela, Charata, Gancedo y Santa Sylvina. Aunque se vio limitada por el crecimiento del cultivo de trigo, la expansión regional alcanzó el 17%, es decir que pasó de 325.000 a 380.000 hectáreas. Los lotes tempranos están diferenciando entre 6 y 8 hojas, con adecuada humedad, mientras que los últimos apenas desarrollan el primer par de hojas”, sostiene el informe.

“En el centro-norte de Santa Fe, donde los excesos hídricos obligaron a realizar re-siembras en lotes que registraron pérdidas en el stand de plantas, la implantación alcanzó al 85% de la intención (unas 260.000 hectáreas). Se registra presencia de gorgojo y de mildiu en lotes que diferencian entre 4 y 6 hojas”, indica el asesor de Asagir.

Informe del USDA

Comparando el informe de agosto con el de septiembre, Ingaramo subrayó las siguientes modificaciones:

– Aumenta en 1,9 millones de toneladas la producción de las 7 principales semillas oleaginosas, con crecimientos de 1,2 y 1,0 M de t. en las ofertas de semilla de algodón y soja, respectivamente. En ambos casos, aumenta en 0,7 M de t. el crushing, lo que genera una suba en la molienda total (de las siete) de 1,3 M de t. Las existencias totales crecen en 380.000 toneladas, con subas en algodón y colza y mermas en los stocks de soja.

– Curiosamente, el aumento en la producción de los 9 principales aceites es apenas significativo (unas 16.000 toneladas). Al no registrarse modificaciones sustantivas en el comercio y en el consumo, los stocks finales permanecen prácticamente sin cambios.

girasol-631x280-280-631-2908-300x133

De la comparación con el cierre de la campaña anterior, surge que:

– La producción mundial de las 7 principales oleaginosas crecerá 1,1%, mientras que el consumo se incrementará 4,3%. Será abastecido con 2,6% adicional de exportaciones, en tanto que los stocks aumentarán 1,2%. La producción de girasol crecerá 1,7%, unas 0,80 M de t, mientras que el crushing subirá 1,9%, las exportaciones caerán 13,7% y las existencias aumentarán 5,4%.

– La relación stocks/consumo bajará para las 7 oleaginosas, del 23,1 al 22,4%. Para el caso del girasol, se incrementará del 5,2 al 5,4%.

– En Ucrania se registraría una caída del 1,5% en la producción de girasol (unas 200.000 toneladas). Crece la oferta de girasol de Rusia (5,9%) y cae un 1% la de la Unión Europea. Sorprende el USDA al modificar la producción esperada de girasol en la Argentina, que pasa de 3,4 a 4,0 M de toneladas, por lo cual la suba interanual es del 17,7%.

– La producción consolidada de girasol de nuestros tres competidores del Hemisferio Norte pasará de 33,6 a 34,0 M de t (1,1% de suba, o sea unas 370.000 toneladas). Puntualmente, el informe recorta en 500.000 toneladas la producción ucraniana esperada en el informe de agosto e incrementa en 100.000 la oferta proyectada en la Unión Europea.

– La producción de los 9 principales aceites crecerá 5,0%, mientras que el consumo lo hará al 3,6%. Será abastecido por un 1,9% adicional de exportaciones. Los stocks crecerán 9,5%. La clave del aumento de la oferta se encuentra en la producción de 4,54 M de t adicionales de aceite de palma (7,3% de suba interanual), de  las cuales 2,01 M de t pasan a engrosar los stocks y sólo 2,65 M de t van al consumo.

cosecha-de-girasol-490-354-490-8629-300x217

– Por su parte, la producción de aceite de girasol crecerá 1,9%, mientras que el consumo subirá 2,3% y se reducirán 4,9% las exportaciones. Las existencias finales serán 9,2 % superiores a las de 2016/17.

– La relación stocks/consumo subirá, para todos los aceites, del 10,2 al 10,8%. Para el caso de nuestro aceite crecerá de 8,5 a 9,1%. Se recuerda que las producciones de aceites de oliva, coco y palma no se originan en semillas oleaginosas de siembra anual, sino que son el producto de plantaciones y sus rendimientos anuales no están determinados por decisiones empresarias del período de mercado, sino por el clima como factor preponderante.

– El USDA postula que las exportaciones argentinas de aceite de girasol alcanzarán las 625.000 toneladas, cifra superior en 5.000 toneladas a las de la campaña anterior, que fuera reestimada: pasó de 550.000 (informe de agosto) a 620.000 toneladas. La participación argentina en el comercio mundial crecerá de 6,2 a 6,6%. Por su parte, las ventas externas de Ucrania (aceite) declinan en 400.000 toneladas, hasta las 5,25 M de t; lo cual reduce de 57 a 55,6% su participación en el mercado mundial.

Precios y mercados

En el mes de agosto, “los precios promedio mensuales para los aceites en Rotterdam presentaron subas con respecto a Julio, con la excepción del aceite de palma que cayó 1,1%. Así, los aceites de canola, soja y girasol mejoraron 3,8; 2,4 y 1,6%, respectivamente”, explica Ingaramo en su análisis de los factores que influyen en la cadena del girasol.

“Si la comparación se efectúa con los promedios de agosto de 2016, los precios de los de palma y girasol registran bajas del 7,5 y 1,1%. Por su parte, los de canola y soja  experimentan subas del 6,8 y 5,0%, respectivamente”, sostiene el especialista.

Al cierre del día 14 de setiembre, “el aceite de girasol cotizó en Rotterdam, para contratos setiembre-diciembre 815 U$S/tn (9 dólares más que el promedio de agosto). La posición enero-marzo de 2018 registra 830 U$S/tn. Se observan descuentos de 8,1 y 9,3% en la posición setiembre con respecto a los aceites de canola y soja. Para abril de 2018 los descuentos son menores: 3,6 y 4,0%”.

girasol-631-280-631-11824-300x133

Para las exportaciones argentinas, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la U.E., la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 55,6 % del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes: allí, los contratos registran 755 U$S/tn en setiembre y 5 dólares más para octubre-diciembre. Este último valor (760 U$S) es, en definitiva, el que –corregido por el diferencial de fletes- condiciona el FOB local de los próximos meses y por ende la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano).

El Ministerio de Agroindustria publicó índices FOB de 755 U$S/tn para el aceite de girasol (caída del 1,3% interanual) y de 818 U$S/tn para el de soja (suba interanual del 12,8%). El pellet de harina proteica cotiza 144 U$S/tn con una reducción interanual del 10%. También presentó su cálculo del FAS teórico para el valor implícito del grano, una vez descontados el fobbing y los costos de industrialización, comercialización, financieros e impositivos. Se publicó un FAS de 5.141 $/tn o sea 306 U$S/tn (suba mensual del 1,3% en pesos), en el cual no se computan las bonificaciones por materia grasa ni descuentos por cuerpos extraños y acidez.

El informe del Monitor Siogranos que, como se sabe, indica el precio y la modalidad comercial de los contratos registrados, arroja los siguientes valores medios para el cierre del 13 de setiembre: a) Precio Cámara Bahía Blanca: 4.836 $/tn; b) Precio Cámara Quequén: 4.667 $/tn y c) Precio Cámara Rosario: 5.353 $/tn (unos 287,9; 277,8 y 318,6 U$S/tn). El Monitor SIO provee un valor fábrica de 4.703 $7tn para Quequén, unos 280 U$S/tn.

El INDEC publicó en su informe de “Intercambio Comercial Argentino” las exportaciones del complejo acumuladas a julio de 2017. Lamentablemente, no incluyen el dato de harinas o pellets. Las ventas alcanzaron la cifra total de 345 MU$S, con una caída de 119 MU$S con respecto a igual período de 2016 (-25,6%).  En aceites, se pasó de 340 a 309 MU$S y en semillas (grano) de 124 a 36 MU$S.

“El Ministerio de Agroindustria registró que las compras de la industria producto de la campaña local 2016-17, declaradas hasta el 6 de setiembre, alcanzaban 2,54 M de t. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban el 24,9% del total, de las cuales el 74,2 % ya tenía precio cerrado. También se computaron las compras de la campaña que iniciara recientemente (2017/18): unas 147.900 toneladas, de las cuales un 24,8% fueron a fijar y, entre ellas, sólo un 6,5% tenía precio cerrado. Las compras para exportación de grano de la campaña 2016-17 fueron de 102.900 toneladas, de las cuales 6,6% se contrataron a fijar y un 47,1% ya tiene precio hecho. La exportación de grano registraba, a esa fecha, embarques por 40.500 toneladas”, finaliza el informe confeccionado por Ingaramo, asesor de Asagir