Reino Unido Londres investiga como terrorismo el hallazgo de tres paquetes explosivos en dos aeropuertos y una estación

La unidad antiterrorista de la Policía Metropolitana de Londres ha abierto una investigación este lunes tras el hallazgo de tres pequeños paquetes explosivos caseros enviados a los aeropuertos de Heathrow, London City y a la estación londinense de Waterloo. Los agentes consideran que los artefactos sospechosos están relacionados, ya que presentan caraceterísticas muy similares: contienen un folio tamaño A4 y un pequeño sobre y pueden “generar un pequeño fuego al ser abiertos”.

descarga (1)

El primer paquete ha sido localizado por la mañana, a las 9:55 hora local, en el Compass Centre, un edificio de gestión del aeropuerto de Heathrow. Un empleado de la compañía que lo ha abierto ha visto cómo parecia “activarse” hasta que se ha qumeado, según ha explicado la Policía londinense en un comunicado.

Después, a las 11:40 hora local, se ha detectado un sobre similar en la estación de Waterloo, pero no ha llegado a ser abierto; mientras que el tercer paquete ha sido detectado pasadas las 12:10 horas en las oficinas de aviación cercanas al aeropuerto de London City.

Incidentes sin heridos

Ninguna persona ha resultado herida y, aunque se han producido varios cortes en el servicio de cercanías londinense, los aeropuertos han funcionado con normalidad, a excepción del London City, que ha paralizado durante dos horas sus trenes desde y hacia la ciudad. 

La Policía ha añadido en la nota que todos los empleados de los edificios afectados han sido evacuados a lo largo del día de las zonas afectadas.

Aunque los investigadores no han hecho públicos más detalles de las pesquisas, la Policía ha pedido a otros centros de transporte que eleven la alerta por si hallaran nuevos paquetes en las próximas horas.

Los últimos atentados terroristas en Reino Unido ocurrieron en 2017: tres personas murieron en un atentado a las puertas de Westminster en marzo, 22 personas, entre ellos varios menores, murieron en el atentado en un concierto en Manchester en mayo, y otro atentado en el London Bridge en junio de ese año acabó con la vida de cinco personas, entre ellas el español Ignacio Echevarría.

La primera ministra británica, Theresa May, elevó en junio de 2017 la alerta por ataque terrorista al nivel crítico, el más alto, pero lo rebajó días después al nivel severo, que se mantiene vigente e indica que la probabilidad de un atentado es muy alta.