Ricardo Cacalo Gorostiza junto a Aníbal Fernández en el lanzamiento de la precandidatura a gobernador con un fuerte espaldarazo peronista – video

 El jefe de Gabinete se presentó rodeado de ministros, gobernadores, legisladores e intendentes. Prometió “meterle el cuchillo más a fondo” a la inseguridad

CACALO GOROSTIZA - ANIBAL FERNANDEZ

El Concejal Ricardo “Cacalo” Gorostiza, de Ramallo, acompañando la candidatura de su amigo Anibal Fernandez – Video

 

En un acto breve que lo tuvo por único orador, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández lanzó esta tarde, en el hotel NH Tango del centro porteño, su precandidatura a gobernador de la provincia de Buenos Aires, rodeado de funcionarios del gobierno nacional, gobernadores, legisladores e intendentes peronistas. En poco más de 20 minutos, Fernández hizo una profesión de fe kirchnerista, reconoció -sin nombrarlo nunca- la gestión de Daniel Scioli, y aseguró que “defenderá” a la provincia porque es -citando al cantante folklórico Omar Moreno Palacios- “pollo de tu güevo / provincia de Buenos Aires”.

El jefe de Gabinete buscó torcer a su favor la balanza de la interna del Frente para la Victoria con una exhibición de una cantidad de apoyos muy difícil de equiparar para sus contendientes, dos de los cuales -Juan Patricio Mussi (Berazategui) y Fernando Espinoza (La Matanza)- escucharon su discurso desde la platea. Según comentó el ahora precandidato, otros precandidatos lo saludaron telefónicamente -Julián Domínguez y Diego Bossio- o por las redes sociales -Fernando “Chino” Navarro-.

El acto comenzó con la lectura de una carta del sindicalista preferido de la presidente Cristina Kirchner, el secretario general de la UOCRA Gerardo Martínez, que lo consideró “un genuino y probado militante del peronismo“, además de hacer una apelación explícita a Juan Domingo Perón. Luego, una decena de gobernadores le dieron su respaldo por intermedio de un video en el que Jorge Capitanich (Chaco) y un completamente recuperado José Luis Gioja (San Juan) fueron los más aplaudidos, mientras que Urribarri fue el único -y el primero de la tarde- en mencionar a Néstor y Cristina Kirchner. Como cierre, Diego Maradona prometió “hacer fuerza desde Dubai” para que su “amigo” sea gobernador. “Con Aníbal Fernández, los demás entran segundos”, bromeó Maradona.
En su alocución, hubo menciones para “el negrito Curto”, omitido por el animador al leer los presentes, y dos antiguos “jefes”: José María Díaz Bancalari y Miguel Ángel Picheto. Tras visitar los lugares comunes del relato kirchnerista -derechos humanos, medios, fondos buitre y estigmatización de la oposición como derecha cipaya-, Fernández mostró un sólido conocimiento de la realidad de la provincia, con datos y propuestas concretas en diferentes áreas. Echando mano a sus conspicuas dotes oratorias, se las arregló para no mencionar nunca al actual gobernadorDaniel Scioli, pero hacer un reconocimiento del “muy buen trabajo” que “se hizo”. Tampoco fueron nombrados, cuando se leyeron los asistentes, Alberto Pérez y José “Pepe” Scioli, enviados del sciolismo que sin embargo estuvieron sentados en primera fila, mientras que dentro y fuera del NH Tango hubo carteles con la leyenda “Scioli presidente – Fernández gobernador”.
Animados al ritmo de Los Redondos, Fernández estuvo acompañado arriba del escenario por los gobernadores Sergio Urribarri (Entre Ríos) y Luis Beder Herrera (La Rioja), los ministros Julio Alak (Justicia) Alberto Sileoni (Educación) y Daniel Golán (Salud), el ex ministro de Salud Juan Luis Manzur, y el vicegobernador de Buenos Aires, Gabriel Marioto, que subió con el acto ya iniciado y hubo que acercarle una silla que minutos antes había sido retirada.
Debajo del escenario, hubo una nutrida muestra de peronismo: funcionarios, legisladores, sindicalistas, dirigentes de diferentes ámbitos y celebridades tuvieron que sortear la barrera humana de militantes -movilizados por intendentes y sindicalistas- que pujaban para poder ingresar al auditorio del NH Tango, cuya capacidad fue colmada dejando gente fuera.