Senasa toma la posta y liderará las reglamentaciones nacionales de agroquímicos

Desde el ejecutivo nacional modificaron los objetivos y las acciones del Sistema Federal de Fiscalización de Agroquímicos y Biológicos. El SIFFAB diseñará normativas que regulen el uso de agroquimicos en todo país.

Pulverizacion

Mediante la disposición 16/2018, publicada este lunes en el Boletín Oficial, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria modificó los objetivos y las acciones del Sistema Federal de Fiscalización de Agroquímicos y Biológicos-SIFFABque obrará de autoridad en todo lo que respecte a la comercialización, transporte, almacenamiento y aplicación de agroquimicos.

Mientras se demora una nueva Ley de Agroquimicos, las autoridades provinciales y municipales vienen aplicando en sus jurisdicciones reglamentos propios sobre el tema. Así, cada distrito puede tener una reglamentación distinta de las condiciones de almacenamiento, uso o disposición final de envases y residuos de agroquímicos. Incluso, dos municipios vecinos pueden tener una normativa diferente respecto al control de la aplicación, ya sea en los equipos de aplicación o en los aplicadores de productos.

En este escenario, Senasa adecuó los objetivos y las acciones del viejo Sistema Federal de Fiscalización de Agroquímicos y Biológicos– SIFFAB. El sistema había sido creado en 2003 y modificado en 2007. A partir de la versión 2018 se elimina la modificación del 2007 y  el SIFFBA obrará de autoridad regulatoria en la autorización comercial y las prácticas de uso de fitosanitarios, fertilizantes, enmiendas, sustratos, acondicionadores y protectores, tanto de origen químico como biológico, en todo el territorio de la República Argentina. 

El nuevo sistema pretende: 

  • Verificar que los productos que se comercialicen se correspondan con los registrados en el SENASA,
  • Desarrollar y aplicar sistemas que verifiquen la trazabilidad de los agroquímicos
  • Retirar del mercado los productos que no cuenten con el registro en el SENASA
  • Determinar las sanciones a ser aplicadas sobre los infractores a las normas vigentes.
  • Verificar que se expendan únicamente productos registrados bajo las condiciones en los que fueron aprobados y autorizada su venta y verificar el cumplimiento de documentación obligatoria requerida, trazabilidad y rastreo, identificación, composición y demás requisitos establecidos por las
  • Colaborar con la capacitación de los distintos agentes que forman parte del sistema.
  • Fomentar y colaborar con la adopción de las Buenas Prácticas en el manejo y uso responsable de fitosanitarios
  • Colaborar con programas y sistemas que requieran la participación en actividades propias de los mismos.
  • Integraran el Sistema una Unidad coordinadora y una mesa consultiva. La nueva Unidad de Coordinación del SIFFAB elimina la participación de los gobiernos provinciales y dependerá sólo de la Dirección nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de senasa. De esta manera, modifica su misión en la que se destacan que la nueva unidad de coordinación se encargará de proponer normas y procedimientos aplicables al SIFFAB.

    Mesa Consultiva, elimina la participación de los colegios profesionales, el INTA y Universidades Nacionales, quedando integrada sólo por representantes del senasa, expertos públicos o privados y los representantes de la industria y el comercio de agroquímicos. Esta mesa, seguirá obrando como fuente de asesoramiento de carácter no vinculante para el sistema.