Tasa en pesos del 40% y dólar más alto para frenar la corrida: por qué desde el Banco Central dicen que “no hay que cantar victoria”

Una altísima fuente de la entidad dijo que si bien el mercado se tranquilizó el viernes, “tenemos que seguir tomándole la temperatura al mercado”. En Wall Street creen que el dólar se estabilizará en $22-22,50 pero tampoco descartan nuevos sobresaltos. Sigue la cautela

457140

Luego de haber desplegado -esta vez sí- una batería de medidas, en conjunto con todas las áreas involucradas en frenar la situación de pánico en el mercado cambiario, el Gobierno logró la tan mentada tregua.

Este viernes el dólar bajó fuerte -5,2%- hasta los $21,80 en el segmento de los grandes jugadores (mayorista).

No hubo ventas por parte del Banco Central, si bien las reservas volvieron a bajar u$s134 millones para quedar en los u$s56.013 millones.

El dato alentador fue que se vio cierto ingreso de divisas del exterior para apostar a las “súper tasas” en pesos. La codicia le ganó al pánico, por lo menos un día.

La suba del tipo de interés al 40% anual (medida que seguramente será transitoria hasta que se calmen las aguas) fue lo suficientemente efectiva para que haya cierta reversión.

En la City mucho se comentó el notorio gesto “pro-mercado” que dio Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, en el marco del anuncio de una meta fiscal más restrictiva.

Así las cosas, la sensación que dejó la jornada financiera del viernes fue la un moderado optimismo. En los despachos oficiales también se respiró un clima de mayor calma.

“El viernes el mercado se estabilizó y sin intervención nuestra. Además, se operó con bastante volumen y volatilidad reducida. Eso es una buena señal“, reseñó un altísimo funcionario del Banco Central

Sin embargo, la fuente -que forma parte del círculo íntimo de Federico Sturzenegger- se mostró cauta y le puso paños fríos a cierto triunfalismo que, tibiamente, empezó a percibirse en algunos despachos oficiales.

2676344w1033

Bajo su óptica, el hecho de que se haya frenado la corrida no significa que la pulseada con el mercado haya terminado.

“En este tipo de situaciones nunca hay que cantar victoria. Hay que estar tomando la temperatura del mercado continuamente y estar preparado para actuar“, enfatizó el funcionario del Central.

En otro orden, desde Reconquista 266 le quitan peso a algunas de las medidas anunciadas el viernes, como la del cambio de tenencia de dólarespor parte de los bancos.

Los funcionarios informaron que “la posición global neta positiva de monedaextranjera (…) no podrá superar el 10% de la responsabilidad patrimonial computable o los recursos propios líquidos”.

Hablando en plata, en el mercado se calcula que, a raíz de esta iniciativa, se liberarían entre u$s1.500 y u$s2.000 millones.

En consecuencia, el efecto no será muy relevante, ya que ese monto representa, por ejemplo, el doble del volumen negociado el viernes.

“Es una medida preventiva más que afecta en este caso a los bancos. El efecto inmediato es bastante menor”, reconoció la fuente del Central.

¿La luz al final del túnel?
La lectura del mercado financiero de lo sucedido el viernes es alentadora.

Sin embargo, tal como afirman desde el propio Banco Central, la tónica dominante sigue siendo la cautela.

En este marco, trascendió un paper del influyente banco suizo Credit Suisse, entidad que el mes pasado le otorgó un préstamo al Gobierno por u$s1.000 millones.