Tecnología para la salud: los smarthpones y las apps ahora hacen de “enfermeros” para prevenir enfermedades

Por la falta de organización, la mayoría de los pacientes que padece males crónicos deja el tratamiento. Le cuesta mantener la rutina de chequeos y medicación. Gracias a los avances tecnológicos, las personas pueden aprender sobre prevención y el seguimiento de procedimientos indicados

 los últimos años se produjo una gran evolución en materia de salud. Y con ayuda de la tecnología, este avance se hizo más rápido y dinámico.

Tecnologías como el “big data” ayudaron a darle un propósito a los grandes volúmenes dedatos que manejan los hospitales, laboratorios, clínicas, entre otros.

A pesar de este gran cambio, estas instituciones son a las que más les cuesta adquirir o amoldarse a las innovaciones.

“Debido a la falta de organización y planificación a largo plazo, la mayoría de los pacientes que padecen enfermedades crónicas dejan el tratamiento, ya que les cuesta mantener la rutina de chequeos, estudios y medicamentos que los médicos le solicitan. Es más, según estudios de los laboratorios, el 60% de las personas lo abandona en su primer año”, explicó a iProfesional Sebastián Martini, gerente de Ventas de Atos.

De esta manera, el número de cirugías e intervenciones se incrementó en los últimos años debido al abandono de tratamientos.

“Otro motivo por el cual se produce esto, es la falta de conocimiento en fidelización por parte de los hospitales a los pacientes con tales enfermedades”, señaló Martini.

Por esta razón, en el último tiempo, se presentó un cambio de paradigma a nivel mundial en el ámbito de la salud y la medicina.

Se basa principalmente en la famosa frase “Más vale prevenir que curar”  que ayuda a comprender que se debe hacer foco en educar a los pacientes para trabajar sobre la prevención y sobre el seguimiento  de los tratamientos que se realizan.

Teléfonos y aplicaciones como herramientas de diagnóstico
Sumándose a la tendencia mundial del uso de teléfonos móviles y aplicaciones para el cuidado de la salud, organizaciones del sector y del área farmacéutica lanzaron herramientas tecnológicas para médicos y pacientes.

La fundación Stamboulian, el plan Austral Salud y la empresa Novartis anunciaron iniciativas móviles que ponen a disposición de los profesionales apps digitales gratuitas para pacientes, pensadas para facilitar el proceso de prevención y cuidado.

Novartis Argentina lo hizo a través de su programa “Viviendo mejor digital”, proponiendo, entre otras novedades, la aplicación móvil MisMeds, un recordatorio gratuito para la toma de medicación.

Stamboulian lanzó la aplicación “El Doctor Vacunas”, un juego educativo para padres y niños, destinado a brindar acceso a información sobre vacunas y al Calendario Nacional de Vacunación, buscando colaborar con este proceso en el que participan pediatras, padres y niños.

Austral Salud, el plan de salud del Hospital Universitario Austral, también se sumó a la tendencia, al ofrecer a sus pacientes la posibilidad de acceder a atención médica online con sus médicos de cabecera, a través de su sistema Austral 360.

Los asociados también cuentan con un nuevo beneficio digital: la posibilidad de descargarse la aplicación móvil AvisaMed! para recordar la toma de medicación.

“Cada día vemos más profesionales médicos haciendo uso de herramientas digitales en sus consultorios y recomendando el uso de apps móviles a sus pacientes para colaborar con algún aspecto de sus tratamientos”, comentó Santiago Troncar, presidente de SaludMovil.net, empresa dedicada a desarrollar aplicaciones para especialistas del rubro y pacientes.

De acuerdo a una encuesta mundial de FICO Research, el 80 por ciento de los consultados quiere tener la opción de usar sus “smartphones” para interactuar con prestadores de salud, como médicos, clínicas, hospitales, farmacias y laboratorios.

417186

“Smartphones” enfermeros
Un ejemplo del uso de plataformas tecnológicas en esta fase de prevención son los teléfonos inteligentes que podrían convertirse en una herramienta accesible para diagnosticar ciertos tipos de cáncer, según un estudio publicado este mes en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los autores proponen un método basado en la difracción que permite la diagnosis celular y molecular, hasta ahora de difícil implantación en “smartphones”.

El sistema de difracción digital (D3) usa micropartículas para generar patrones de difracción únicos que pueden ser aprendidos por un teléfono inteligente y procesados por un servidor remoto ofreciendo un diagnóstico en unos 45 minutos.

Los investigadores aplicaron la plataforma D3 para examinar células precancerosas y cancerosas y detectar el virus del papiloma humano.

“Este método podría aplicarse con buenos resultados en entornos donde el acceso médico es limitado”, defienden los autores del estudio.

Según los investigadores, el ensayo, que actualmente cuesta 1,80 dólares por diagnóstico,demuestra la viabilidad de un enfoque de estudio basado en teléfonos inteligentes en entornos con recursos limitados.

Otro ejemplo de uso de tecnologías en la salud es la aplicación ProstateCheck que promueve la detección temprana del cáncer de próstata y ayuda a evitar los estudios innecesarios ampliando hasta los siete años los intervalos de control, que antes eran de un año para el 75 por ciento de los varones.

El programa genera un análisis de riesgo en segundos y, así, permite a los médicos generalistas, a los especialistas y a los particulares obtener un análisis rápido y confiable.

“La aplicación ProstateCheck tiene el objetivo de recordar a los hombres sobre sus análisis de cáncer de próstata con anticipación”, explicó Franz Recker, presidente de la Fundación Suiza de Investigación del Cáncer de Próstata y titular de Urología del Hospital Cantonal de Aarau.

ProstateCheck, creada por Recker y su colega Maciej Kwiatkowskievita la realización de análisis innecesarios, ya que no todos los tumores que se detectan de manera temprana necesitan tratamiento.

Entre el 30% y 40% de los hombres poseen células tumorígenas en la próstata en algún momento que no requieren tratamiento.

Sin embargo, todos los días a 6 mil hombres en todo el mundo les sale un tumor maligno en la próstata.

En general, se detecta en una etapa posterior, lo que genera una reducción drástica en las tasas de éxito de los tratamientos.

La aplicación se basa en el estudio a largo plazo más integral de los análisis de cáncer de próstata de la región germanoparlante de Suiza y calcula la probabilidad de la enfermedad sobre la base de los datos médicos e individuales que el usuario recibe durante un control ordinario.

La información requerida, como el nivel de antígeno prostático específico (APE) y la edad del usuario, los datos sobre cualquier antecedente familiar de cáncer de próstata, los resultados de la palpación y el volumen de la próstata, aumenta la precisión del pronóstico de ProstateCheck.

Sobre la base de los registros del usuario, la aplicación utiliza algoritmos desarrollados especialmente para calcular las probabilidades de un tumor maligno.

Además, calcula la probabilidad de que el paciente presente un cáncer de próstata dentro de los próximos cuatro, ocho y doce años.

El programa puede ampliar la periodicidad de los análisis hasta siete años. La reducción resultante en la frecuencia de los análisis de próstata servirá para aumentar la eficiencia de los procesos de análisis médicos, reducir los diagnósticos innecesarios y reducir de manera drástica la carga de los costos del sistema de cuidado de la salud.