Tras la indagatoria de Cristina, la Asociación de Magistrados pidió “respeto” hacia los jueces

La Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional (AMFJN) reclamó “respeto” hacia los jueces y fiscales que actúan en el juicio al que es sometida por supuesta corrupción en la obra pública.

HygUS5GpB-768x000

“El prestigio y confianza que deben exhibir las instituciones públicas demanda respeto por parte de los funcionarios públicos y de los particulares”, sostuvo la entidad en un comunicado difundido a la prensa.

Añadió que “esta asociación se solidariza con los magistrados que han resultado atacados por las diferentes publicaciones y que en el día de ayer han debido tolerar situaciones que desandan la cordialidad y respeto que, con reciprocidad, se deben jueces y partes”, también aludiendo a la vicepresidenta electa, quien acusó a los jueces de tener “escrita su condena”.

En ese contexto, expresó además en un comunicado su “preocupación y rechazo ante las diferentes publicaciones dadas en redes y medios digitales, que persiguen desprestigiar a los jueces y fiscales que tienen a su cargo el juzgamiento de los posibles hechos de corrupción que se ventilan en una causa de trascendencia pública”.

“La realización de una sociedad madura resulta una meta de impostergable realización colectiva”, advirtió la asociación de jueces, fiscales y otros funcionarios judiciales.

“En la Argentina, cualquier imputado puede decir cualquier cosa”

El fiscal Federico Delgado analizó el estado de la Justicia en el país tras la declaración de la vicepresidenta electa y actual senadora, Cristina Fernández de Kirchner, en el marco de la causa que investiga una presunta asociación ilícita en el manejo de la obra pública. “La Argentina tiene un sistema en el cual cualquier imputado puede decir cualquier cosa”, expresó. Durante una entrevista en el programa Mesa Chica, que se emite por LN+, el letrado explicó qué es el lawfare y puntualizó que se trata de “una cuestión que está muy en la agenda en Occidente” y que “tiene que ver con algo que se vincula con el régimen político” porque “la actual sedimentación de la democracia occidental nos llena de derechos, pero no nos da la posibilidad de cumplirlos en la vida cotidiana”.

En este marco, Delgado aseguró que “esto hace que la Justicia tenga un rol central” porque “se la utiliza como una herramienta para contener por abajo los reclamos y por arriba algunas disputas. Esto ha cambiado el paradigma de la Justicia en todo el mundo y básicamente significa que la ley se usa como una arma para cualquier cosa menos para hacer Justicia”. “En la Argentina esto tiene sus propias derivaciones. Viene de hace mucho tiempo. Tiene que ver con los vínculos de los servicios de Inteligencia, de la Justicia con los empresarios, con los partidos políticos y con una institucionalidad que es muy débil, en la que se juegan muchos intereses que no son los de la Constitución”, recalcó.

En este sentido, el magistrado afirmó que un “sector” de la Justicia Federal “se volvió autónomo” y “se escapó de la Constitución”, y que por eso “el resultado final es un clima de sospecha generalizada”. Se refirió, además, a la declaración la exmandataria. “Yo una vez vi a Domingo Cavallo en una circunstancia similar. Fue mucho peor. Tiene que ver con el acto de defensa. En los Tribunales es muy normal que los imputados, los que tienen personalidad fuerte, hagan su descargo de este modo y los jueces tienen el deber de administrar los procesos y mantener cierta solemnidad, pero eso tiene que ver con la subjetividad de cada persona”. subrayó. Sobre la negativa de la actual senadora a responder preguntas, dijo que “es habitual” porque “a diferencia de las series que vemos en Netflix, donde los imputados cuando se sientan ante un tribunal tienen que declarar, responder preguntas y decir la verdad, la Argentina tiene un sistema en el cual cualquier imputado puede decir cualquier cosa: puede mentir, responder preguntas, no responder o elegir qué preguntas responder”. Consultado sobre las constantes críticas a Justicia, afirmó que “casi todos los imputados” aseguran “yo en ustedes no creo, son kirchneristas, macristas y servicios de Inteligencia. Pasa en todas las causas, lo que pasa es que muy pocas tienen la repercusión que tienen esta (de Cristina Kirchner)”. (Fuente PERFIL )