Un gigante cervecero frenó una fábrica en EE.UU. y envasa agua en latas para las víctimas del huracán Harvey

La compañía suspendió la elaboración de cerveza con el objetivo de asistir a la Cruz Roja en el esfuerzo humanitario

2523156w620

Un fabricante de cerveza Anheuser-Busch (AB InBev) decidió darle un giro a su producción: desde comienzos de semana frenó la producción de cerveza en una de sus fábricas y empezó a despachar latas de agua a varias ciudades estadounidenses para asistir a las personas afectadas por la devastación que dejó a su paso el huracán Harvey.

El primer envío salió el lunes con destino a la sede de la Cruz Roja en Baton Rouge, Luisiana proveniente de las instalaciones que la empresa tiene en Cartersville, Georgia, que suspenderán temporalmente la producción de cerveza para atender el esfuerzo humanitario. La firma también entregará latas en Corpus Christi, Houston y Austin, en Texas.

En total, se despacharán 410.000 latas de agua desde la planta en Cartersville. “Poner nuestras fortalezas de producción y logística a trabajar es la mejor manera de ayudar en estas situaciones”, dijo Bill Bradley, vicepresidente de Asuntos Comunitarios de AB InBev, firma que en la Argentina gestiona las marcas Quilmes, Brahma y Stella Artois. “Entregamos tres camiones llenos de agua potable limpia y cuando recibimos la solicitud de envíos adicionales de agua, estábamos felices de poder ayudar”.

El huracán Harvey golpeó la costa del Golfo de México el sábado con vientos de más de 200 kilómetros por hora. Las inundaciones obligaron a 6100 personas a buscar refugio en centros especialmente preparados por la Cruz Roja, organismo que estima que el número de afectados podría crecer hasta 30.000 esta semana.