Una bomba obliga a la mayor evacuación de la historia en Alemania

Afecta a más de 60 mil vecinos del centro de Fráncfort. Y se cerrará el espacio aéreo. El artefacto, lanzado por Gran Bretaña en la II Guerra Mundial, contiene 1,4 toneladas de explosivos.

S1dEvxIYZ_930x525

Cientos de pacientes de dos hospitales, el Banco Central alemán y unos 60 mil vecinos del centro de Fráncfort tendrán que dejar sus lugares de residencia este domingo en la mayor evacuación en la historia de posguerra alemana.

La causa es una enorme bomba de la Segunda Guerra Mundial descubierta el martes 29 de agosto durante las excavaciones de una obra en construcción en el céntrico barrio Westend

Entre las seis y las ocho de la mañana del domingo, hora local, todos los habitantes del sector deberán estar en una zona de seguridad y esperar unas 12 horas para volver a sus casas. También se cerrará el espacio aéreo de un área de 1,5 kms y es probable que también se vean afectados algunos vuelos del aeropuerto de Fráncfort del Meno, el más grande de Alemania

La desactivación va a ser “un gran desafío”, declaró el jefe del cuerpo de artificieros, Dieter Schwetzler.

La bomba encontrada cerca de la Universidad Goethe es una mina aérea HC 4000 con 1,4 toneladas de explosivos, que fue arrojada por la fuerza aérea británica entre 1943 y 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Tiene un diámetro de 76 centímetros y dos metros de longitud, menos del original, ya que resultó dañada al impactar en el suelo.

La Royal Air Force arrojó unas 68 mil minas de este tipo en toda Alemania durante el enfrentamiento bélico. Millones de bombas de los aliados cayeron entonces sobre territorio germano, y se cree que podría haber miles que no fueron descubiertas y aun están ocultas en el suelo.

En la zona que será evacuada en Fráncfort, la capital financiera de Alemania con más de 710 mil habitantes, se encuentran, además de dos hospitales, la central de la policía, la radiotelevisión regional Hessicher Rundfunk, 20 asilos de ancianos, el barrio diplomático y la ópera.

B1Siwe8FW_720x0

La evacuación plantea todo un desafío logístico. Durante la desactivación de la bomba se cerrarán el subte, las calles y autopistas. El tráfico no se abrirá hasta no haber trasladado de vuelta a los hospitales correspondientes a todos los pacientes, explicaron las autoridades.

En Alemania se encuentran constantemente bombas de la Segunda Guerra Mundial. Hasta ahora, la mayor evacuación se realizó a finales de 2016 en Augsburgo a causa de una mina similar a la de Fráncfort. Entonces, unas 54 mil personas debieron dejar sus hogares por unas horas.

En mayo de 2017 hubo otra evacuación grande en Hannover, con 50 mil evacuados por tres bombas halladas también en una excavación. El martes pasado, miles de pasajeros se vieron afectados por la desactivación de una bomba que obligó a cerrar el aeropuerto berlinés de Tegel durante varias horas.

También este agosto hubo otra evacuación en Hildeshain, por una bomba que obligó a dejar sus casas a 20 mil personas. Este domingo, al mismo tiempo que en Fráncfort, también en la ciudad de Coblenza se va a desactivar una bomba de 500 kilos que obligará a evacuar a unas 20 mil personas, entre ellas todos los internos de un penal, que serán distribuidos por otras cárceles.

“Siempre estamos nerviosos y ansiosos. Hay que tratar a todas las bombas como si fueran la primera”, declaró el jefe del Cuerpo de Artificieros, Dieter Schwetzler, quien explicó que los expertos ya trabajaron con el mismo tipo de detonador como los tres que tiene la mina aérea HC 4000.

En la zona que debe ser evacuada, a unos 600 metros del lugar donde se encontró la bomba, se encuentra también el Banco Central Alemán, el Bundesbank, que cobija en sus bóvedas unas 1710 toneladas de oro, más de la mitad de las reservas alemanas en ese metal precioso. El edificio de 13 pisos quedará vacío a excepción de los policías armados que custodian el oro.