Vidal ante su primera crisis: incertidumbre judicial y la defensa del abogado del Presidente

Ante la denuncia por los aportes, la provincia contrató los servicios del estudio encabezado por Alejandro Pérez Chada, abogado de Macri en Boca; el enojo íntimo de la gobernadora

 2694631w1033

María Eugenia Vidal no quería saber nada con los informes que su equipo le preparó. Quería ver la reacción de la gente directamente. Hace una semana, sin decir nada, acompañada por solo unos pocos colaboradores, la gobernadora bonaerense fue hasta Quilmes. Más precisamente a la villa Itatí, donde beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo y titulares de planes de Argentina Trabaja denunciaron que Cambiemos utilizó sus nombres como aportantes para la última campaña electoral.

Después de caminar durante una hora y media el barrio, se fue tranquila. Ningún vecino le hizo referencia a ese hecho que investiga la Justicia. Lo mismo sucedió anteayer en Ituzaingó, reducto peronista del oeste bonaerense que gobierna Alberto Descalzo. Pero el alivio le duró poco, porque el escándalo trepó lentamente en los medios hasta que se transformó en un tema de agenda.

Sin margen, tomó una decisión dolorosa: echó a Fernanda Inza, contadora general bonaerense y responsable financiera de la campaña electoral. Fernanda es su amiga. “No fue sencillo”, confió un testigo de ese momento. Las caras de los colaboradores más íntimos eran elocuentes. Ese fue el pico del enojo de Vidal. “Puteó a mucha gente por esto, a ministros muy cercanos. Pero alguien tenía que pagar el costo”, se resignaron desde su entorno.

La gobernadora no califica lo que pasó como un escándalo, pero reconoce que se trata de la primera crisis política que tiene que atravesar desde que asumió como gobernadora, en diciembre de 2015. Además de la salida de Inza, Vidal anunció, con independencia de lo que ocurra en el Congreso con el proyecto de ley de financiamiento de la política, que el año próximo solo aceptará aportes bancarizados. “Nos pegó debajo de la línea de flotación”, reconoció una altísima fuente de la provincia.

En La Plata están convencidos de que, más allá de “los errores propios que tendrá que investigar la Justicia”, la oposición busca desgastar la imagen de Vidal, que ostenta los números más altos de Cambiemos. “Le pegan en los valores que la sostienen: transparencia y honestidad”, describió un hombre con acceso diario al despacho de la mandataria provincial.